La nueva Hasselblad H6D-400C MS no pasará a la historia como la cámara más bonita de 2018. Tampoco es un chisme especialmente portátil, pero la portabilidad es lo de menos cuando puedes sacar una foto con una resolución de 23.200 x 17.400 píxeles que pesa 2,4 GB.

Obviamente, la H6D-400C MS ni siquiera es algo pensado para sacar al campo. Se trata de una cámara de medio formato pensada para fotógrafos profesionales y para su uso en estudio. De hecho, para poder tomar una foto de esa resolución necesita estar conectada a una computadora.

El sensor de la H6D-400C MS no tiene 400 megap√≠xeles. Es un CMOS de 53,4x40 mm y ‚Äútan solo‚ÄĚ 100 megap√≠xeles. Lo que hace es desplazarse para combinar la informaci√≥n de seis fotos consecutivas. El rango ISO es de 64-12.800. Todo un disfrute, en definitiva, para los artistas obsesionados con captar la realidad con una precisi√≥n enfermiza.

Aparte del puerto USB-C para transferir datos a una computadora y wifi integrado, la cámara cuenta con ranuras SD y CFast 2.0, y una pantalla táctil 3 pulgadas y 920.000 píxeles. Con esas características y tratándose de la mítica marca que envió sus cámaras en las misiones Apolo, no cabía esperar un precio asequible. Saldra a la venta en marzo a un precio de 47.995 dólares. [Hasselblad vía New Atlas]