Tras una década en construcción, la capital de Hungría, Budapest, estrenó ayer su nueva línea 4 de metro. El proyecto se ha retrasado durante años por su enorme coste, acusaciones de corrupción e incompetencia y por la dudosa necesidad de semejante infraestructura. Sin embargo, pese a los problemas, la línea es una increíble obra de arquitectura, ingeniería y exquisito diseño.

La primera secciĂłn de la lĂ­nea M4 tiene 7,4 kilĂłmetros de longitud y se compone de 10 estaciones. Esta secciĂłn ha costado unos 1.500 millones de euros (2.000 millones de dĂłlares). ÂżExcesivo? Decide por ti mismo.

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Advertisement

Fotos: Attila Nagy

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)