Hay dos grandes misterios alrededor de la nueva trilogía de Star Wars. El primero es quiénes son los padres de Rey. El segundo es la identidad del líder supremo Snoke. Sobre esto último circulaba una hipótesis realmente buena, pero el canon oficial acaba de derribarla sin piedad.

La teoría era que la retorcida figura de rostro desfigurado que arrastra a Kylo Ren al lado oscuro es Gallius Rax, un almirante que aparece en la trilogía de novelas Aftermath escritas por Chuck Wendig. Rax tenía contacto directo con el emperador y estaba considerado uno de sus oficiales más brillantes. En las novelas, Rax (que por cierto es nativo de Jakku, el planeta donde encuentran a Rey) usaba el alias de “El Operador” trabajando como agente doble para destruir la alianza rebelde desde dentro.

La entrega final de la trilogía Aftermath, titulada Empire’s End echa por tierra la posibilidad de que Gallius Rax sea Snoke, sencillamente porque el almirante muere al final del libro. Su muerte no está abierta a dudas o especulación. No es un “quizá se salvó en el último momento”. Es un “Muerto y bien muerto”.

La teoría de que Gallius era Snoke tampoco es que fuera perfecta. Rax es humano y Snoke, aunque está horriblemente deformado, está bastante lejos de ser humano. Más bien parece de alguna especie extraterrestre. Por otra parte, en la trilogía Aftermath Rax se jactaba de despreciar las creencias en la fuerza.

Lejos de ser una mala noticia, el que la teoría de los fans sea incorrecta nos deja con el misterio de la identidad de Snoke intacto. Está claro que Lucasfilm tiene algo más en mente para este retorcido villano, y tenemos todo un año por delante para seguir especulando. [vía Screenrant]