Musafa y Simba en el remake de El Rey León.
Imagen: Disney.

Apenas dos meses despu√©s de estrenar un remake colorido, aunque extra√Īo, de Aladdin, Disney apuesta completamente por lo seguro con El Rey Le√≥n. Temeroso de cambiar incluso un solo pelo en la cabeza fotorrealista de Simba, el director Jon Favreau le cuenta a la audiencia exactamente la misma historia que vieron en 1994, haciendo los menores cambios posibles para evitar cr√≠ticas negativas. A pesar del sentimiento de estar ante un refrito, el asombroso hiperrealismo de los animales y los escenarios, junto a un d√ļo de personajes c√≥micos que se lucen, ayudan a El Rey Le√≥n a conservar cierta frescura que vale la pena experimentar.

El Rey Le√≥n cuenta la historia de Simba (interpretada por Donald Glover como adulto, y por J.D. McCray como ni√Īo), quien desde que es un cachorro es preparado para ser rey por su padre Mufasa (James Earl Jones). Cuando Mufasa muere a manos de su malvado hermano Scar (Chiwetel Ejiofor), se culpa a Simba y el pr√≠ncipe huye. Para restablecer la paz en las tierras del orgullo, Simba debe dejar atr√°s el pasado y encontrar la fuerza interior que necesita para tomar su lugar como rey.

Desde que Disney dio inicio a su meta de rehacer como pel√≠culas de imagen real (o animaci√≥n realista, en algunos casos) casi todas sus pel√≠culas animadas de la era del Renacimiento del estudio, muchos se han preguntado, ¬Ņpara qu√© lo hacen, cu√°l es el objetivo? ¬ŅAcaso la meta es mejorar estas pel√≠culas con tecnolog√≠a que no exist√≠a a principios de los 90? ¬ŅQuieren dar m√°s profundidad a los personajes marginados? ¬ŅMejorar la diversidad? Quiz√°s es algo tan sencillo como ‚Äúrecordar a la audiencia por qu√© las amaron‚Äú. El Rey Le√≥n es una de las pel√≠culas m√°s populares de Disney, por lo que pareciera que no deseaban otra cosa que atraer a nuevos fans que, por alguna raz√≥n, podr√≠an negarse a ver el film original de 1994. En este remake se acredita a Jeff Nathanson como guionista, pero casi el 95% del gui√≥n de la versi√≥n original se ha dejado exactamente igual.

Advertisement

Algunos momentos son diferentes, extendiendo ciertas escenas o el desarrollo de algunos personajes, pero son pocos y están muy poco desarrollados. Una trama secundaria para la hiena Shenzi (interpretada de manera amenazadora por Florence Kasumba, de Black Panther), que involucra una guerra entre hienas y leones, al final no llega a ninguna parte, lo que es una pena porque esta vez las hienas no son presentadas como soldados fascistas obedientes sin inteligencia propia; en cambio, son una comunidad marginada molesta por el dominio de los leones sobre las tierras que deberían ser suyas. Es una oportunidad perdida para dar mayor profundidad a un trío de personajes que originalmente no tenía contexto ni historia. Es comprensible que el estudio haya querido evitar las comparaciones políticas, pero al convertir a las hienas en un grupo marginado y explotado, habría sido fascinante para el guión tocar más esos temas. Sin embargo, la película necesitaba seguir tanto los momentos y acontecimientos del film original, que deja sin resolución la historia de las hienas.

El malvado Scar y las hienas.
Imagen: Disney.

Advertisement

Pareciera que la mentalidad de la pel√≠cula dijera algo como ‚Äú¬Ņa qui√©n le importa realmente la historia, cuando la tecnolog√≠a es tan asombrosa?‚ÄĚ Como explic√≥ Favreau en el estreno, en la nueva versi√≥n de El Rey Le√≥n usaron casi todas las tecnolog√≠as de vanguardia, incluyendo realidad virtual, y el resultado es la pel√≠cula de este tipo m√°s fotorrealista que jam√°s ha existido, superando incluso lo que Favreau hizo con su anterior remake de Disney, El libro de la selva. Y es que Baloo se ve√≠a real, pero Simba parece estar listo para saltar fuera de la pantalla hacia la audiencia. Independientemente de su contenido y desarrollo, El Rey Le√≥n es la pel√≠cula m√°s hermosa realizada en los √ļltimos 20 a√Īos. En ocasiones, no sientes que est√°s viendo una historia de ficci√≥n, sino uno de los muchos documentales de la naturaleza de Disney o la BBC. Los personajes parecen leones reales, lo que es un espect√°culo digno de contemplar, pero tambi√©n tiene la desventaja de evitar que sea posible detallar las diferencias entre los personajes. Por ejemplo, las leonas hembras son casi imposibles de distinguir, y solo hay dos de importancia.

Advertisement

Dicho esto, tanto Alfre Woodard como Beyonc√© Knowles-Carter tienen voces fant√°sticas para esta pel√≠cula, aunque como todos los dem√°s personajes leones, son planos, carecen de afecto y tienen poco que hacer. Con Disney haciendo dando vida a personajes femeninos interesantes en trabajos anteriores, es extra√Īo que Nala y Sarabi se sientan como personajes de fondo. Se menciona que Sarabi hizo algo importante, pero nunca lo vemos, y fuera de un momento extendido, Nala es lo mismo que su personaje en la pel√≠cula animada. Incluso el enfrentamiento entre Shenzi y Nala no est√° lo suficientemente desarrollado como para darle una sensaci√≥n de peso.

A diferencia de la pel√≠cula original, donde las actuaciones vocales de los actores eran temerarias y memorables (realmente actuaban, independientemente de si estaban ante una c√°mara), aqu√≠ todo el mundo parece tener una manera de hablar que se siente b√°sica. Esto se nota mucho con el Star de Ejiofer. En el pasado qued√≥ la fant√°stica teatralidad de la actuaci√≥n de Jeremy Irons, reemplazada por poco m√°s que un villano b√°sico. Ejiofor tiene una voz encantadora, pero est√° muy silenciada. Y el hecho de que la escena de la canci√≥n ‚ÄúEst√° preparado‚ÄĚ se modifica radicalmente (dos estrofas de palabras habladas no forman una canci√≥n) deja a Scar neutralizada. Es una reminiscencia del musical de Broadway, pero ¬Ņpor qu√© hacer eso en el momento en que se emplea el escenario musical? En lo que respecta a Donald Glover, parece que su personaje ha perdido mucho di√°logo. Si no supieras que √©l era el protagonista de la versi√≥n original, no lo habr√≠as notado en la nueva pel√≠cula.

Advertisement

Timón y Pumba, las estrellas de la película.
Imagen: Disney.

Quienes se roban el espect√°culo son Tim√≥n de Billy Eichner y Pumba de Seth Rogen, lo cual no es de extra√Īar, dado que sus personajes son los que m√°s se distancian del material de origen. Mientras que los otros actores deben decir casi todo el di√°logo de la pel√≠cula original, Eichner y Rogen parecen estar improvisando y conversando entre ellos, lo que tiene un resultado hilarante. Ellos son el mejor ejemplo de aquello en lo que la pel√≠cula deber√≠a haberse centrado: personajes familiares con un toque m√°s moderno (tecnolog√≠a aparte). A pesar de que Tim√≥n y Pumba no son tan diferentes a los de la pel√≠cula del 94, su humor es original. Adem√°s, Eichner canta y se adentra en los corazones del p√ļblico a trav√©s de un Tim√≥n que es tan ingenioso que querr√°s volver a verlo.

Advertisement

Si el objetivo no era juzgar a una pel√≠cula por su predecesor, entonces crear un remake repitiendo todas las escenas y tomas es contradictorio. Si recuerdas mucho de la pel√≠cula de 1994, comparar√°s cada l√≠nea de di√°logo con la forma en que se habl√≥ en la original, analizando c√≥mo trabajan los artistas con el material en el remake, en comparaci√≥n con hace 25 a√Īos. El Rey Le√≥n en realidad no quiere ser comparado, pero tampoco quiere valerse por s√≠ solo. Para bien o para mal, los remakes como Aladdin y La Bella y la Bestia intentaron inyectar nuevas tramas y personajes para separarlos de sus versiones originales. Incluso Cenicienta fue fiel al cuento de hadas original pero diferente de su pel√≠cula. El Rey Le√≥n no quiere cambiar; quiere recordarte la versi√≥n de 1994 y hacerla m√°s bonita visualmente.

El Rey Le√≥n es una pel√≠cula extremadamente hermosa y digna de ser vista en la pantalla m√°s grande posible, pero al igual que algunos de los √ļltimos remakes de Disney, no puede evitar sentirse completamente innecesaria. Sin embargo, Eichner y Rogen valen el precio de ir a verla, y las familias que hayan desgastado sus copias en VHS y DVD sin duda querr√°n volver a vivir esta experiencia.