El año pasado, la World Wide Developers Conference de Apple supuso un salto importante en el diseño de iOS 7. Este año, el gran protagonista de la conferencia de software promete ser OS X, y todo indica que podría seguir los pasos dictados por Jony Ive, y sufrir una renovación profunda en su aspecto.

Distintas fuentes próximas a Apple han reportado a 9to5Mac que la próxima versión del sistema operativo de escritorio de los Mac, conocida internamente como Syrah, sufrirá una transformación similar a iOS 7. Las aplicaciones de base como Finder o Mission Control seguirán estando ahí, pero la estética abandonará el diseño skeumórfico para adoptar formas más limpias y simples. Según estas mismas fuentes, Apple habría reubicado a buena parte del mismo equipo técnico responsable de iOS 7 en el rediseño de OS X.

Advertisement

En realidad, Apple está en una posición óptima para dar este paso. A pesar de las críticas (y los bugs) iniciales, iOS 7 ha sido bien acogido, y OS X lleva ya mucho tiempo pidiendo un cambio estético. El haberse decidido a ofrecer la versión actual (Mavericks) de forma gratuita también es una forma de evitar la fragmentación y unificar completamente las versiones de cara a este salto.

Aunque los rumores apuntan en ese sentido y tienen toda la lógica, habrá que esperar a la WWDC en junio para confirmar estas filtraciones. Si la política habitual de Apple no varía, OS X estará disponible a finales de este mismo año. [9to5Mac]