Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cómo solucionar el fallo del modo suspensión de Windows 10

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Billion Photos (Shutterstock)

La actualización de Windows 10 de septiembre de 2020 por fin ha corregido un importante problema del sistema, un fallo relacionado a la “Optimización del Disco” que pone en riesgo las unidades de almacenamiento SSD. Desafortunadamente, también ha traído consigo otro error molesto que desactiva el modo de suspensión para algunos usuarios.

Advertisement

Si tu PC se despierta repentinamente del modo de suspensión, o ni siquiera puede ingresar al modo de suspensión en primer lugar, probablemente tengas este problema. Historias similares surgieron en foros de soporte e informes de errores después del lanzamiento de la actualización de septiembre de 2020, incluyendo informes de ordenadores portátiles que permanecen encendidas a pesar de estar cerradas.

Advertisement

Si esto te suena familiar, un error similar afectó la actualización de mayo de 2020. Afortunadamente, el mismo proceso que solucionó el error en mayo también funciona en esta ocasión.

Cómo corregir el error del modo de suspensión de Windows 10

Parece que el modo de suspensión deja de funcionar cuando hay una actualización del sistema opcional esperando a instalarse, o si Windows intenta instalar las actualizaciones durante la noche automáticamente. Para resolver esto, accede al menú de configuración de Windows y dirígete a Actualización y seguridad > Actualización de Windows. Ahora, descarga las actualizaciones pendientes.

Advertisement

Una vez que se complete la descarga, o si el archivo de actualización ya se descargó, deberás reiniciar tu PC para instalarlas.

Puede llevar un tiempo considerable realizar la instalación y reiniciar, pero es el paso más importante en la solución del problema. El modo de suspensión debería volver a la normalidad después de que tu ordenador se reinicie, así que es preferible reiniciar de inmediato o lo antes posible, después de guardar el trabajo (o partida) que tenías en proceso.

Advertisement

Si eso no soluciona el problema, aquí hay un método un poco más avanzado que puede funcionar:

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Brendan Hesse (Lifehacker
Advertisement
  1. Busca “Services.msc” en la barra de tareas de Windows.
  2. Haz clic en la aplicación “Servicios” de los resultados de la búsqueda, y ejecútala.
  3. Desplázate hacia abajo y haz clic en “Actualización de Windows” para resaltarlo en la lista.
  4. Haz clic en “Detener”.
  5. Haz clic en “Iniciar”.
  6. Selecciona “Reiniciar”.
  7. Cierra la ventana de la aplicación Servicios y después abre el menú de configuración de Windows 10.
  8. Accede a Actualización y seguridad > Actualización de Windows.
  9. Haga clic en “Buscar actualizaciones”.
  10. Instala las actualizaciones y reinicia tu PC.

Incluso con los posibles problemas del modo de suspensión, vale la pena instalar la actualización de septiembre de 2020 de Windows 10, ya que corrige un error de desfragmentación automática del sistema operativo, el cual hacía desfragmentaba los discos duros externos cada vez que los conectaba o encendías el ordenador, lo que ejerce una presión innecesaria sobre los SSD y puede hacer que se desgasten. Después de instalar la actualización de septiembre de 2020, puedes (con suerte) volver a usar tu SSD sin arriesgar su longevidad. [Windows Latest]

Advertisement

Share This Story

Get our newsletter