Imagen: maroTTmaro / Twitter

A pesar de la masiva pérdida de usuarios, Pokémon Go sigue siendo capaz de causar el caos en ciudades como Tokio. Una enorme multitud de jugadores acudió a la isla de Odaiba el domingo pasado para capturar un Lapras salvaje que había sido visto por la zona. La policía tuvo que intervenir.

Advertisement

Seg√ļn cuenta Brian Ashcraft en Kotaku, la gente empez√≥ a correr detr√°s del Pok√©mon raro haciendo caso omiso a los sem√°foros y provocando m√°s de un dolor de cabeza a los autoridades. Dada la ubicaci√≥n del Pok√©mon, los jugadores se echaron a la carretera para cazarlo, lo que detuvo el tr√°fico:

De acuerdo con NHK, lo que empezó siendo un grupo de 20 jugadores se convirtió gradualmente en una muchedumbre de cientos de personas intentando hacerse con el Lapras y obligando a la Policía Metropolitana de Tokio a intervenir. Al parecer, la policía pidió a Niantic que los Pokémon raros aparezcan en lugares más seguros que una isla artificial en una megalópolis.

Advertisement

Advertisement

Las im√°genes del caos no tardaron en llegar a las redes sociales. Este √ļltimo tuit dice ‚Äúp√°nico en Odaiba por un Lapras‚ÄĚ. Recuerda a la fiebre que desat√≥ un Vaporeon en el Central Park de Nueva York, pero nada comparado con la aut√©ntica estampida de jugadores de Pok√©mon Go que provoc√≥ un Snorlax en Taiw√°n hace un mes. Gracias por tanto, siglo XXI. [NHK]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.