Se podría decir que Jordi El Niño Polla y Mia Kalifha son dos personas bien dotadas, pero no de la forma que te ha podido llegar a través de las redes sociales. Si has visto su cara junto a un mensaje que reprende a los medios de comunicación por no darles la visibilidad que se merecen, duda un poco antes de compartir: no son grandes científicos, sino exitosos actores porno.

En el caso de Jordi, la broma empezó en Twitter con un mensaje del argentino @thelavss, que describía al actor de Brazzers como un joven médico nacido en Tucumán que está a punto de graduarse con honores en la Universidad de Harvard. Miguel Antonio Mejía, como se llama el álter ego de El Niño Polla, sería el creador de la vacuna contra la gripe H1N1.

El tuit fue un éxito viral, alimentado tanto por los fans de Jordi —que quisieron seguir la broma— como por las inocentes víctimas que cayeron en el engaño. “¡Felicitaciones, qué orgullo que sea argentino!”, dijo una señora. “Orgullo para todos los argentinos, pero más para sus padres”, añadió otra mujer. “Un gran logro argentino”, sentenció una tercera.

Pronto empezaron a replicarse mensajes similares a lo largo y ancho de la geografía latinoamericana. “Si no lo conoces, este joven nacido en Michoacán es ganador mundial de las olimpiadas matemáticas Rusia 2018 y recién egresado con honores en Harvard”, escribió un usuario mexicano.

Advertisement

“Él es el chiricano Yordi Caballero, ganador del primer lugar de las olimpiadas de física realizadas en Nueva York”, decía una publicación de Instagram que se hizo viral en Panamá. “Adivinen: nadie lo fue a recibir al aeropuerto, ningún medio de comunicación, ninguna autoridad”, añadía.

En realidad, el caso del niño prodigio no tardó en llegar a los medios, pero para desmentir el viral. Jordi fue portada del diario panameño Crítica.

Advertisement

En Chile, la web de verificación de noticias Chile Check catalogó la imagen como “falsa” e hizo una breve recopilación de los nombres que le habían puesto al supuesto científico en distintos países: José Antonio Mejías en Venezuela, Juan Alberto Núñez en Ecuador, Miguel Antonio Rojas en la ciudad chilena de Antofagasta... y así hasta llegar al original argentino.

“La imagen corresponde a un actor porno”, aclara Chile Check. “No ha estudiado en Harvard ni ha descubierto la cura para ninguna enfermedad. Además, la vacuna se creó en 2009, Jordi ahí tenía solo 13 años”.

Advertisement

Mientras tanto, en Twitter empezaron a aparecer otros héroes locales como Jonathan Suárez, un argentino nacido en Catamarca que “con mucho esfuerzo pudo recibirse de médico en Harvard pero regresó a Argentina a ejercer su profesión y tiene un consultorio donde atiende gratuitamente a gente humilde”. Jonathan se parece bastante al actor porno Johnny Sins.

Advertisement

También guarda un asombroso parecido con la exactriz porno Sasha Grey esta supuesta uruguaya llamada Débora Parada. “Con tan solo 19 años, consiguió una beca de la NASA y ahora está dando discursos de cómo llevar a cabo proyectos que los estudiantes tengan rondando en la cabeza”.

Y de Débora pasamos al increíble caso de “Mia Alejandra Califata, una joven salteña que después de obtener una beca para la Universidad de Oxford estuvo cinco años ayudando a la gente en África y volvió a su Salta natal para luchar contra el hambre”. Califata es, en realidad, Mia Kalifha.

Advertisement

Lo que nos lleva a un segundo viral que este fin de semana dio mucho que hablar en España. Todo empezó con un tuit de @jpergim que seguía el mismo modus operandi que el viral de Jordi El Niño Polla, pero esta vez con la exactriz porno Mia Khalifa como protagonista. “Esta chica es Montaña García y es vecina de Cáceres”, decía el tuit. “Acaba de ganar las olimpiadas de física y química 2018, pero como no es futbolista y no se dedica a los realities, no verás la noticia en ningún medio de comunicación”.

Al igual que Jordi, la libanesa fue número 1 en búsquedas de Pornhub cuando estaba en activo, por lo que mucha gente la conocía, pero otros cayeron fácilmente en la trampa. Esa combinación de retuits entre usuarios que entendían la broma y usuarios que caían en ella por el aliciente de reprochar a los medios hizo que fuera de nuevo un éxito. De hecho, lo compartieron periodistas tan reconocidos en España como Manuel Campo Vidal, Pepa Bueno y Marta Robles, que acabaron retractándose.

Advertisement

“Me provoca una enorme desazón que aceptar un error en Twitter provoque un linchamiento popular”, escribió Robles tras admitir que había compartido una imagen falsa. “No contrasté la info, me equivoqué”.

Descubrir el engaño, en este caso, era bastante fácil. Solo había que hacer una búsqueda inversa en Google Imágenes o con alguna de las herramientas que mencionamos en nuestro artículo sobre fakes. Cada vez es más frecuente que nos intenten colar una imagen falsa a través de Facebook, Twitter o WhatsApp, así que es hora de aprender a distinguirlas.

Advertisement

Jordi El Niño Polla, por cierto, se tomó todo esto con sentido del humor.