El siguiente vídeo muestra en acción el avión de radiocontrol Speeder “Inferno” GFK. Probablemente te has quedado igual, sin embargo, detrás de su nombre se esconde un auténtico “bólido” en el aire, uno capaz de alcanzar una velocidad máxima de récord: hasta 750 km/h.

Como se puede apreciar en la secuencia, no se trata de un avión RC más. El modelo en cuestión cuenta con un motor de turbina behotec 180 y utiliza queroseno como combustible, lo que le permite alcanzar esas velocidades de vértigo sobre sus 7,5 kilos de peso.

El despegue y posterior vuelo es alucinante, aunque quizás lo más impresionante es la destreza que demuestra el dueño para controlar el avión a esas velocidades. Simplemente brutal. [BoingBoing]