Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Ladrones suben fotos a Instagram con coches robados. Acaban en prisión

Mr. Dingers.
Foto: West Yorkshire Police

La regla número uno para cometer un delito con éxito es no decirle a todo el mundo que has cometido un delito. Por ejemplo, si uno fuera, digamos, el único superviviente de un robo a un banco en 2011 que acabó en un sangriento tiroteo, lo suyo es que eligiese una carrera lejos de toda sospecha, como por ejemplo la de humilde blogger tecnológico.

Pero parece que algunos se saltaron esa clase, o eso ha informado la BBC. Resulta que la policía de West Yorkshire detuvo a una banda en Leeds que robaba coches de lujo y que después publicaba fotos de sus miembros en Instagram usando el alias “Mr. Dingers”.

Advertisement

Según la BBC, la policía dice que Frankie Allwork, de 21 años, publicó una selfie junto a un Audi A6 robado de aproximadamente $77.000, con la cara oculta por un emoji. Las autoridades recuperaron la versión sin editar de la foto de su teléfono. Otras fotos en la cuenta del Sr. Dingers incluían una imagen de un Seat Leon FR de unos $39.000 que había sido robado la misma noche que el Audi.

Sus cómplices, James Holroyd y Bryn Kerry, dos chicos de 20 años de edad, también habían posado en varias fotografías publicadas desde esa cuenta, escribió la BBC. La policía de West Yorkshire escribió en un comunicado que la redada era parte de una investigación sobre robos de automóviles por valor de $730.000. Consiguieron vincular los robos a uno de los acusados a través del ADN encontrado en la colilla de un cigarrillo que, según el comunicado, encontraron después de que las imágenes de una cámara de vigilancia mostrase a uno de los ladrones arrojando la colilla a los arbustos. Otra de las pruebas extraídas incluía un vídeo de los tres conduciendo el Audi robado al son de la múscia, que había alcanzado 33.000 visitas.

Otros vídeos de la cuenta de Mr. Dingers mostraban lo que parecían ser robos en casas y persecuciones a toda velocidad frente a la policía, según The Sun (que como ya sabemos, no es que sea una fuente muy fiable). Sin embargo, a pesar de todo el jaleo, parece que la cuenta consiguió llevar a la policía directamente hacia estos sospechosos.

Los tres hombres se declararon culpables de cargos de robo y de sustracción de coches. Me imagino que no les quedaría más remedio teniendo en cuenta que la policía tiene pruebas fotográficas tomadas por los propios sospechosos. Los tres han sido condenados a prisión con penas de 32 meses a cuatro años y medio.

Share This Story