Los vehículos autónomos son el futuro del parque automovilístico, si le preguntas a Google, pero el CEO de Alphabet tiene algo más emocionante en mente: el coche volador. Larry Page lleva invertidos más de 100 millones de dólares en una startup que pretende hacerlo realidad.

Una de esas empresas es Zee.Aero. Se fundó en 2010 con sede en Mountain View, justo al lado de las oficinas de Google. Se especuló que podía tratarse de una filial fantasma de la propia Google, pero no era así: Zee.Aero pertenece a Larry Page, quien la ha estado financiando desde un principio y en secreto con su propio dinero.

Page instal√≥ a los empleados en la primera planta de un edificio de 3.000 metros cuadrados y se qued√≥ el piso de arriba, que decor√≥ con obras de arte, un muro de escalada el√©ctrico y el motor de reacci√≥n de uno de los primeros cohetes de SpaceX, regalo personal de Elon Musk. La gente de Zee.Aero le llamaba Gus (no de Gustavo, sino de guy upstairs ‚ÄĒ‚Äúel de arriba‚ÄĚ), pero con el tiempo Page tuvo que ceder la segunda planta.

Advertisement

Por lo que sabemos de las patentes y alguna foto esp√≠a, Zee.Aero trabaja en un avi√≥n peque√Īo, completamente el√©ctrico, que puede despegar y aterrizar verticalmente. Tienen dos prototipos que ya han realizado vuelos de prueba. Larry Page ha invertido m√°s de 100 millones de d√≥lares en este proyecto y recientemente ha puesto dinero en otra startup de coches voladores llamada Kitty Hawk. El presidente de esta segunda empresa es Sebastian Thrun, quien lider√≥ el desarrollo del coche aut√≥nomo en Google X.

Seg√ļn un reportaje de Bloomberg, Page ‚Äúest√° usando su propia fortuna para construir el futuro con el que so√Īaba de ni√Īo‚ÄĚ, como Musk o Jeff Bezos. Pero no tiene ning√ļn inter√©s en que se sepa: en una ocasi√≥n, el fundador de Google y CEO de Alphabet se comprometi√≥ con un compa√Īero a retirar su apoyo econ√≥mico si su participaci√≥n en el negocio se hac√≠a p√ļblica. ¬ŅQu√© pasar√° ahora? [Bloomberg]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.