Foto: Koji Sasahara (AP Images)

Las compa√Ī√≠as de alquiler de coches en Jap√≥n descubrieron algo extra√Īo recientemente. Muchos de sus clientes alquilaban un veh√≠culo durante horas pero el kilometraje no sub√≠a. Aparentemente no lo mov√≠an de su sitio. Dos de estas empresas decidieron averiguar qu√© estaba pasando.

Orix y Times24 son dos de las agencias de alquiler de coches por horas que m√°s han detectado este extra√Īo proceder. Ambas decidieron tomar el camino m√°s f√°cil y preguntaron directamente a los clientes que no hac√≠an kilometraje qu√© hacen exactamente con el coche si no lo mueven de su sitio. Las respuestas son sorprendentes y dan mucho que pensar sobre la sociedad en la que vivimos y c√≥mo usamos el espacio.

Seg√ļn ambas agencias relataron al diario japon√©s The Asahi Shimbun, los clientes usan los autom√≥viles alquilados como una especie de extensi√≥n remota de su domicilio u oficina. A veces los usan para trabajar unas horas. Otras para guardar las compras que van haciendo en el maletero como si fuera una vulgar taquilla. Algunos clientes alquilan un coche durante una hora para almorzar tranquilos o para echarse una siesta, y lo peor es que tiene sentido en las concurridas ciudades japonesas. ‚ÄúUs√© el coche para comer el almuerzo que hab√≠a comprado cerca porque no hab√≠a ning√ļn otro sitio conde sentarme‚ÄĚ, reconoce un cliente de la prefectura de Saitama, en Tokio.

‚ÄúNormalmente uso el un cibercaf√© para echarme una siesta entre mis reuniones con clientes, pero alquilar un coche cuesta m√°s o menos lo mismo‚ÄĚ,¬†explica otro de los habituales que alquilan sin hacer kil√≥metros. Durante emergencias como el terremoto de 2011, los clientes reconocieron que alquilaban los coches para cargar el m√≥vil o el laptop durante los fallos de la red el√©ctrica. Entre los usos mas ex√≥ticos est√°n los que alquilan el espacio del coche para ponerse un disfraz antes de una fiesta, para practicar sus artes en el rap o para ver la televisi√≥n un rato.

Advertisement

Los coches de alquiler por horas no son especialmente caros. Los hay en los principales estacionamientos y cuestan en torno a los 8 d√≥lares la hora. Se calcula que en Jap√≥n hay alrededor de 12.000 puntos de alquiler de estos veh√≠culos. De momento ninguna de las compa√Ī√≠as de alquiler ha reaccionado a esta nueva tendencia. En cierto modo salen ganando con ello porque no hay desgaste del motor ni riesgo alguno de accidente a menos que se les caiga el almuerzo en la tapicer√≠a. [The Asahi Shimbun v√≠a The Verge]