Image: Gadi Schwartz/Twitter

Ocurri√≥ algo parecido el a√Īo pasado con el paso del hurac√°n Harvey en Texas. Entonces, adem√°s de la inundaci√≥n, el estado vivi√≥ en alerta debido a las colonias de hormigas de fuego que se hab√≠an organizado para sobrevivir en el agua. Lo mismo est√° ocurriendo en Carolina del Norte.

Las hormigas de fuego son una especie invasiva, no nativa de Estados Unidos, que lleg√≥ al pa√≠s en la d√©cada de 1950. Son oriundas del Amazonas, lo que explica su extraordinaria capacidad de reacci√≥n ante las inundaciones. La naturaleza misma les ha entrenado durante siglos para flotar hasta que encuentren un terreno seco. El ‚Äú√ļnico‚ÄĚ problema es que no van a diferenciar si se trata de un terreno seco o una vivienda vac√≠a.

Aunque se sabe que no son letales (salvo alergia), sus picaduras generan un intenso dolor. Al principio parece que no pasa nada, pero una vez que pica, las ferormonas liberadas en el ambiente hacen que todas entren en una reacción en cadena y empiecen a atacar al intruso.

Advertisement

Con su capacidad para crear ‚Äúbalsas‚ÄĚ de colonias que flotan sobre el agua pueden sobrevivir perfectamente a las inundaciones. Una t√°ctica de supervivencia que representa una amenaza para los rescatadores y servicios de emergencia, ya que las balsas parecen restos, y si entran en contacto con los botes, las hormigas de fuego pueden disolverse para herir a los que est√°n a bordo. Seg√ļn la Universidad de Texas:

Si las hormigas logran tocar tu piel, inmediatamente comenzarán a morder y picar, como suelen hacerlo normalmente. Es importante frotarlas inmediatamente, sumergirlas no funcionará, ya que simplemente se pegarán a la piel. Incluso un rocío de agua a alta presión podría no eliminarlas.

Y no solo las hormigas son un peligro actualmente, los científicos y funcionarios han advertido a la población que las aguas pueden contener serpientes, cables eléctricos derribados y otro tipo de enfermedades. [BusinessInsider]