Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Las pruebas nucleares de la Guerra Fría hicieron que lloviera más en todo el mundo

Ivy Mike, la primera bomba de hidrógeno, detonada en plena Guerra Fría
Ivy Mike, la primera bomba de hidrógeno, detonada en plena Guerra Fría
Foto: NNSA (Dominio público)

Predecir el tiempo es increíblemente complicado porque hay miles de variables que pueden influir en que llueva o no. Una de esas variables es la radiación.

Advertisement

Si llueve es porque las gotas de vapor de agua que se encuentran en la atmósfera colisionan, se unen, forman nubes y caen del cielo. Los científicos creen que un aumento de la radiación puede intensificar la electricidad atmosférica, lo que influye en la carga eléctrica de las gotas de manera que aumenta su tendencia a pegarse, formar nubes y, en consecuencia, caer en forma de lluvia.

Un estudio publicado por el Departamento de Meteorología de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, añade peso a esa hipótesis. Los investigadores sugieren que la radiación depositada en la atmósfera durante las pruebas nucleares de la Guerra Fría hizo aumentar las precipitaciones en todo el mundo.

Advertisement

Los investigadores analizaron datos como el promedio de estroncio 90 —un isótopo radiactivo— en la atmósfera, los átomos cargados que se produjeron cerca de la superficie de la Tierra entre finales de los años 50 y principios de los 60, la corriente eléctrica registrada entre el aire y la tierra durante ese mismo periodo, y las nubes y precipitaciones registradas por el observatorio Lerwick de las islas Shetland, en Escocia. Aunque las pruebas nucleares no tuvieron lugar cerca del Reino Unido, la radiación se extendió por toda la atmósfera.

De hecho, el estudio sugiere que la radiactividad de la Guerra Fría introdujo cambios significativos a corto plazo en los niveles de lluvia de las islas Shetland. Durante la época de ensayos nucleares, el observatorio registró nubes visiblemente más gruesas y un 24% más de agua durante las precipitaciones.

Advertisement

Aunque hará falta más investigación para confirmarlo, todo indica que la radiación y, en última instancia, los cambios eléctricos en las gotas de agua inducidos por una ionización adicional de la atmósfera, influyen en la lluvia. Un hallazgo interesante para la geoingeniería y el estudio del cambio climático.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter