Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Gif: Warped Perception (YouTube)

Badén, banda de frenado, resalto, túmulo, rompemuelles o policía acostado. Da un poco igual cómo lo llames. Los reductores de velocidad son universalmente odiados por los conductores, y no es para menos. Este vídeo en cámara superlenta muestra lo que pasa cuando los atraviesas demasiado rápido.

El vídeo ha sido grabado por los especialistas de Warped Perception, y no tiene desperdicio. Para poder apreciar mejor los efectos que tiene sobre el coche atravesar uno de estos badenes, han eliminado las puertas y otros elementos de la carrocería de un Mercedes Benz Clase-A.

Advertisement

Huelga decir que el vídeo muestra lo que pasa cuando conduces como un animal y no te molestas en frenar en el badén. A la velocidad que suele marcar la señal que acompaña a este tipo de resaltos los efectos son bastante más moderados, aunque no dejan de ser molestos para el conductor y los pasajeros.

Si te encuentras con uno de estos resaltos mejor respira hondo, resígnate, y reduce la velocidad todo lo que puedas, sobre todo si te toca pasar por alguno con cierta frecuencia. De lo contrario te arriesgas a dañar la suspensión, romper alguna pieza del sistema de escape, deformar los amortiguadores o incluso reventar un neumático. [Warped Perception]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter