Imagen: Keeblab

Keen Lab, empresa de investigaci√≥n en ciberseguridad, ha logrado que el sistema Autopilot de Tesla se desv√≠e de su ruta de la manera m√°s simple posible: pegando tres pegatinas peque√Īas en el pavimento de la carretera.

El documento de investigaci√≥n, publicado el pasado s√°bado, muestra c√≥mo la firma consigui√≥ enga√Īar el reconocimiento del carril del Autopilot mediante el cambio de la superficie f√≠sica de la carretera.

En primer lugar intentaron confundir al sistema a trav√©s de parches de desenfoque en la l√≠nea del carril izquierdo, lo que seg√ļn el equipo era demasiado dif√≠cil para que alguien lo implementara en el mundo real y f√°cil de reconocer para la computadora de Tesla. Seg√ļn explica Keen:

Es difícil desplegar marcas discretamente en el mundo físico para deshabilitar la función de reconocimiento de carril de un vehículo de Tesla en movimiento.

Los investigadores dicen que sospechaban que Tesla manejaba bastante bien dicha situaci√≥n porque ya hab√≠a agregado cientos de ‚Äúcarriles anormales‚ÄĚ en sus kilom√©tricos entrenamientos con el Autopilot. Esto le daba a los veh√≠culos de la compa√Ī√≠a de Elon Musk un muy buen sentido de la direcci√≥n del carril incluso sin buena iluminaci√≥n, o en condiciones clim√°ticas adversas.

Sin embargo, en Keen no se dieron por vencidos y subieron la apuesta. Los investigadores pegaron tres cuadrados diminutos en el carril de tráfico para imitar la combinación de rayas y hacer que el automóvil se desviara hacia el tráfico que se aproximaba en el carril izquierdo:

Enga√Īar al veh√≠culo con el Autopilot para que vaya en direcci√≥n contraria del tr√°fico con tan solo algunos parches a veces es m√°s peligroso que hacer que no reconozca el carril. Si el veh√≠culo sabe que el carril falso est√° apuntando al carril inverso, debe ignorar este carril falso y luego podr√≠a evitar un accidente de tr√°fico.

Advertisement

En respuesta a los hallazgos de Keen, Tesla ha comunicado que este tipo de escenarios no representan problemas del mundo real y que ning√ļn conductor hab√≠a encontrado ninguna de las situaciones identificadas en el informe. Seg√ļn la compa√Ī√≠a:

En esta demostración los investigadores ajustaron el entorno físico (por ejemplo, colocando una cinta en la carretera o alterando las líneas de los carriles) alrededor del vehículo para que el auto se comportara de manera diferente cuando el autopilot está en uso. Esta no es una preocupación del mundo real, dado que un conductor puede anular fácilmente el autopilot en cualquier momento mediante el uso del volante o los frenos y debe estar preparado para hacerlo en todo momento.

En cualquier caso, Tesla finaliza diciendo que ‚Äúsabemos que la idea tom√≥ una cantidad extraordinaria de tiempo, esfuerzo y habilidad, y esperamos revisar los informes futuros de Keen‚ÄĚ. [BusinessInsider]