A algunos agentes de bolsa en Estados Unidos no les basta con una conexión normal a Internet, y quieren realizar sus transacciones a la velocidad de la luz, literalmente. La última moda entre los broker de Wall Street son los sistemas de comunicaciones militares basados en láser.

Primero fue la fibra ├│ptica. Despu├ęs los enlaces de microondas, y ahora muchas compa├▒├şas de bolsa que juegan en la liga de las operaciones r├ípidas se est├ín pasando a las estaciones l├íser, una tecnolog├şa que garantiza un retraso de casi cero en las comunicaciones.

Advertisement

La carrera por eliminar completamente el temido retardo o lag en las comunicaciones burs├ítiles tiene su explicaci├│n. Las compa├▒├şas que est├ín incorporando esta tecnolog├şa son lo que se conoce como empresas de bolsa de alta intensidad. Estas firmas realizan sus operaciones de compra y venta de t├ştulos de forma computerizada en base a algoritmos, y la velocidad en las comunicaciones es crucial. Apenas unos nanosegundos bastan para diferenciar un negocio redondo de otro mediocre.

Las estaciones láser permiten conectar dos puntos a distancias de unos 50 kilómetros. Una de las parejas de estaciones que ya están en funcionamiento une el centro de Datos del Nasdaq, en Nueva Jersey, y unas oficinas bursátiles en Illinois con un retraso de solo 4,13 milisegundos. La idea es afinar aún más la velocidad, e ir construyendo nodos de comunicaciones basadas en este sistema entre distintas oficinas hasta construir una red en los principales mercados financieros. [WSJ]

Foto: AND Inc / Shutterstock