Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los punteros láser de mano que se pueden comprar en cualquier tienda de suministros de oficina están obligados legalmente a no tener más de 0,005 vatios, y la mayoría están incluso muy por debajo de ese umbral, por lo que son relativamente seguros de usar. Tomando ese dato como referencia, es posible hacerse una idea de cuán aterrador es este puntero láser portátil de 100 vatios.

Advertisement

La última vez que vimos una de las obras de Drake Anthony, más conocido en YouTube como Styropyro, estaba demostrando su último juguete: un removedor de tatuajes láser profesional (y al que nadie debería acercarse jamás) que encontró en eBay, el cual alcanzaba un máximo de alrededor de 30 millones de vatios. Sin embargo, a diferencia de un puntero láser, el láser del removedor de tatuajes solo se podía activar en pulsos con una duración aproximada de solo 10 billonésimas de segundo.

Para su nueva creación, Drake se hizo con una muestra de ingeniería de una matriz de diodos láser azul. Los diodos están diseñados para usarse individualmente en dispositivos como proyectores basados ​​en láser para grandes salas de cine, por lo que, dejando de lado cualquier sentido de seguridad, Drake convirtió una vieja pistola de radar de microondas en un dispositivo portátil que puede disparar los 20 diodos láser azules de forma simultánea, con más de 100 vatios de potencia.

La duración de la batería es de apenas siete minutos, pero eso no es un gran problema, ya que el puntero láser tarda menos de un segundo en encender bolsas de papel, casi de forma instantánea, y de 2 a 4 segundos para incendiar madera, utilizando los 20 rayos láser en paralelo. Drake fue más allá y mejoró su puntero láser con una lente en el frente que enfoca los 20 rayos láser en un solo punto concentrado. El vidrio se derrite a más de 530 grados C, y usando todos los rayos concentrados el puntero de Drake comienza a derretir una botella de vidrio pocos segundos después de que se enciende.

Si te sientes inspirado como para intentar construir tu propio puntero láser como este: ¡no lo hagas! Drake conoce bien no solo la tecnología y la física de los láseres, sino que también está familiarizado con los riesgos extremos de seguridad que implican creaciones personalizadas como esta. Con 100 vatios, es 200 veces más potente que la calificación de un láser Clase 4, que de por sí ya es peligroso. Las gafas de seguridad con una densidad óptica extremadamente alta son imprescindibles, al igual que tener un extintor de incendios a mano cada vez que se enciende esta cosa.

Share This Story

Get our newsletter