Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Los arqueólogos descubren un mural de 3.000 años de una araña que blande un cuchillo en Perú

5.6K
4
1
Así se ve el mural descubierto. Se pueden apreciar la pata de la araña y la empuñadura del cuchillo.
Así se ve el mural descubierto. Se pueden apreciar la pata de la araña y la empuñadura del cuchillo.
Captura de pantalla: Agencia de Noticias Andina/YouTube

Probablemente tenía ocho patas, y al menos una de ellas blandía un cuchillo. Ese es el informe de un equipo de arqueólogos en el norte de Perú, que ha anunciado el descubrimiento de un mural de 16 metros que alguna vez fue la pieza central de un santuario precolombino.

Advertisement

El hallazgo se realizó en noviembre de 2020, cuando los agricultores que buscaban expandir sus tierras destruyeron parcialmente una huaca, una estructura ceremonial peruana, que se encontraba entre sus cultivos de aguacate y caña de azúcar. La huaca, ahora cortada por la mitad, reveló un mural llamativo.

“Lo que tenemos aquí es un santuario que hubiera sido un centro ceremonial hace miles de años”, dijo Régulo Franco Jordán, uno de los arqueólogos que se dedicó a excavar y preservar los elementos de la obra de arte antigua que no había sido demolida, según el diario peruano La República.

Jordán estimó que el mural tenía unos 3.200 años y señaló que alrededor del 60% de la huaca fue destruida. Los arqueólogos atribuyen la huaca y el mural a la cultura Cupisnique, que usaba arañas como símbolo divino. Los Cupisnique habitaron la zona, hoy conocida como Valle de Virú, durante gran parte de la Edad del Hierro. En 2008, un fresco de una araña divina apareció en un templo atribuido a los Cupisnique cercanos, y otros sitios de Cupisnique han producido cerámica adornada con arácnidos.

Este sitio, apodado Tombalito por Jordán, está en cercanía con el río Virú en la costa noroeste de Perú. Uno puede distinguir un par de patas del arácnido y el arma que empuña en una “mano”. Los pigmentos rojo, blanco, amarillo y gris apenas se distinguen del suelo marrón caqui.

Advertisement

“La araña del santuario está asociada con el agua y era un animal increíblemente importante en las culturas prehispánicas, que vivían de acuerdo con un calendario ceremonial”, dijo Jordán a La Libertad. “Es probable que hubiera una ceremonia especial del agua sagrada que se llevaba a cabo entre enero y marzo cuando las lluvias caían de las áreas más altas”.

Hay detalles adicionales en las esquinas del mural expuesto que sugieren que hay más obras de arte de la cultura Cupisnique para descubrir además de esta araña. Pero el equipo cubrirá temporalmente el sitio y regresará después para realizar más trabajos de excavación según lo permita la pandemia en curso.

Advertisement

Mientras tanto, los trozos de araña que no sufrieron daños presiden los campos, como lo hicieron hace miles de años.