Hay individuos que se toman muy en serio esa frase hecha de ‚Äėmi casa es mi castillo‚Äô. Tanto que les da por construirse su propia fortaleza medieval. En Gizmodo en Espa√Īol hemos recopilado para vosotros un paseo √ļnico por varios castillos que tienen una cosa en com√ļn. Todos son producto de la incre√≠ble habilidad, paciencia o ingenio de una sola persona.

Castillo de Cebolleros, Burgos (Espa√Īa)

Comenzamos con una aut√©ntica preciosidad de inspiraci√≥n modernista, pero con un estilo √ļnico: el Castillo de Cebolleros o Castillo de las Cuevas en Burgos. Lo empez√≥ a construir Seraf√≠n Villar√°n en 1978 sobre unas antiguas bodegas. Seraf√≠n falleci√≥ en 1998 sin ver terminada su obra, pero su familia ha recogido el testigo y continua la construcci√≥n.

Advertisement

El castillo está íntegramente hecho a partir de piedras de río, y se eleva cinco plantas con un total de 300 metros cuadrados. Sus detalles constructivos son de cuento de hadas.

Advertisement

Primera foto: Ametsola en Flickr, bajo licencia Creative Commons.

Resto de fotos: ©Txemi López (Publicadas con el permiso del autor)

Castillo del Coral, Florida, Estados Unidos

Advertisement

La historia que envuelve al Castillo de Coral está llena de misterios. Su construcción se debe al tesón demostrado por Edward Leedskalnin, un ciudadano de Letonia que emigró a Estados Unidos.

El castillo está construido a partir de enormes bloques megalíticos de piedra caliza de origen coralino (de ahí su nombre). Lo curioso del asunto es que Leedskalnin también levantó el edificio sin ayuda de otras personas. Las extravagantes teorías de este individuo sobre el magnetismo, y su costumbre de trabajar de noche, han alimentado todo tipo de leyendas. El Castillo del Coral se terminó en 1923, y Leedskalnin lo trasladó hasta su ubicación actual, piedra por piedra, en 1936.

Advertisement

Fotos: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

Castillo de Bishop, Colorado, Estados Unidos

Advertisement

A los 15 a√Īos, Jim Bishop pag√≥ 450 d√≥lares por una parcela de algo m√°s de 10.000 metros cuadrados en el bosque. Diez a√Īos despu√©s, en 1969, este pionero decidi√≥ empezar a construir una caba√Īa familiar con sus propias manos. Al poco de comenzar, sus vecinos le preguntaron si estaba construyendo un castillo con tanta piedra, y a Bishop se le debi√≥ de encender una bombilla en la cabeza.

Desde entonces, √©l y su familia llevan trabajando en este extravagante y encantador castillo construido con piedra, soluciones constructivas en forja y grandes vidrieras. El castillo no s√≥lo sigue creciendo, sino que se ha convertido en una atracci√≥n tur√≠stica. El drag√≥n que corona la fachada principal escupe fuego los d√≠as de fiesta y, por una donaci√≥n superior a 300 d√≥lares, nos dejan dise√Īar una parte de la pr√≥xima vidriera. Todo un negocio. [Bishop Castle]

Advertisement

Fotos: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

Castillo de Fidler, Surrey, Inglaterra

Advertisement

Esta peque√Īa belleza de estilo Tudor podr√≠a estar condenada a muerte. La construy√≥ en 2001 un granjero llamado Robert Fidler en unos terrenos de su propiedad, y lo hizo con la √ļnica ayuda de su esposa. El problema es que Fidler no ten√≠a licencia para construir y, de hecho, ocult√≥ la obra con una gran muralla de bloques de heno hasta que estuvo terminada.

Desde 2008, el ayuntamiento de la localidad donde est√° el castillo ha denegado los permisos necesarios para mantenerlo y solicita su demolici√≥n. Fidler sigue manteniendo una dura batalla legal para evitar derribar la que, de hecho, sigue siendo su casa. El granjero constructor ha asegurado que est√° dispuesto a llevar el caso ante el tribunal de Derechos Humanos si hace falta. Puede que s√≠ sea necesario, porque la √ļltima apelaci√≥n que ha hecho, en febrero de este mismo a√Īo, ha dictaminado en su contra. [BBC News]

Castillo Taródi Var, Soprón, Hungría

Advertisement

La historia de este castillo familiar no comienza de manera muy distinta a la del Castillo Bishop. En 1951, Stephen Tar√≥di compr√≥ una peque√Īa parcela cerca de Sopr√≥n, en Hungr√≠a, y comenz√≥ a construir su propio castillo sin planos. La obra ha llevado cincuenta a√Īos en los que toda la familia se ha implicado en el proyecto durante sus ratos libres. El castillo tiene veinte metros de altura en sus torres, y una superficie de 350 metros cuadrados.

Advertisement

Aunque hoy sigue siendo el domicilio familiar, los Tar√≥di abren con gusto las puertas de su casa a visitantes. El interior est√° lleno de antig√ľedades que merece la pena ver. [Atlas Obscura]

Fotos: Curious Expeditions en Flickr, bajo licencia Creative Commons

Castillo del Misterio, Phoenix, Estados Unidos

Advertisement

Luther Boyce Galley es el constructor de este castillo de un s√≥lo hombre que comenz√≥ a erigirse en 1930. El edificio era un regalo para su hija Mary Lou Boyce, y las obras llevaron unos 15 a√Īos. Aparte de la roca del desierto, Boyce utiliz√≥ todo tipo de materiales de construcci√≥n, desde postes telef√≥nicos a neum√°ticos viejos. El efecto otorga un estilo muy naif, pero encantador.

El Castillo del Misterio (el nombre se lo dieron los hijos de Mary Lou) tiene 8.000 metros cuadrados, y hoy es un museo con Cantina y Capilla. La familia de Luther sigue residiendo allí, y se encarga de mantener el edificio y gestionar el museo. [My Mistery Castle]

Advertisement

Fotos: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

El Palacio Ideal, Hauterives, Francia

Advertisement

Ferdinand Cheval era un cartero franc√©s que un d√≠a encontr√≥ unas peculiares piedras paseando. Al d√≠a siguiente se puso a amontonarlas y, de pronto, tuvo una idea. 33 a√Īos despu√©s nac√≠a el Palais Ideal, un incre√≠ble edificio lleno de detalles y con un aspecto org√°nico √ļnico.

Advertisement

Este genio de la arquitectura y la escultura quer√≠a ser enterrado en su castillo, pero las autoridades francesas prohiben esa pr√°ctica as√≠ que, cuando acab√≥ su castillo, Cheval se construy√≥ un pante√≥n cerca donde hoy reposan sus restos. El palacio est√° abierto al p√ļblico desde 1986.

Fotos: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

Torre de Eben-Ezer, Lieja, Bélgica

Advertisement

Esta torre de planta cuadrada es la obra y legado de Robert Garcet, un hombre obsesionado con la Biblia hasta el punto de que su obra est√° llena de referencias a los evangelios comenzando por el nombre (Eben-Ezer es el monumento que construye Samuel tras derrotar a los Filisteos). La torre, de 33 metros, se construy√≥ en los a√Īos 60, y est√° coronada por cuatro esculturas que representan a los cuatro querubines del apocal√≠psis.

Garcet asegura que su torre tiene un laberinto subterráneo de 33 metros de profundidad donde guarda sus tesoros. El edificio es hoy sede de Le Musée Du Silex, una especie de museo en el que Garcet recopila todo tipo de objetos históricos y arqueológicos de referencia bíblica, así como una biblioteca. [Le Musée du Silex vía Atlas Obscura]

Foto: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

Castillo Braylsham, Sussex, Inglaterra

Advertisement

John Mew siempre ha sido un tipo inquieto. Aparte de ser odont√≥logo y piloto de carreras, este brit√°nico es el constructor de su propio castillo. El edificio es una peque√Īa torre con una mansi√≥n anexa. Ambos siguen el estilo t√≠pico de la arquitectura medieval de la regi√≥n, y tienen la particularidad de que est√°n construidos en una isla en el centro de un peque√Īo lago.

La isla es artificial, y también es creación de John Mew y su esposa. El Castillo Braylsham es hoy uno de los alojamientos más peculiares y exclusivos de Inglaterra. Se alquila por fines de semana (personal de servicio incluido) para un máximo de seis personas. [Braylsham Castle]

Advertisement

Fotos: ©Braylsham Castle

Chateau Laroche, Ohio, Estados Unidos

Advertisement

También conocido como Loveland Castle, el Chateau Laroche comenzó su construcción en 1929. Su creador es Harry D. Andrews, un veterano de la primera guerra mundial que puso ese nombre al castillo en honor al hospital militar donde se recuperó de sus heridas durante el conflicto.

Andrews era l√≠der de un grupo de Boy Scouts, los Caballeros del sendero dorado. El terreno se financi√≥ gracias a las suscripciones a un peri√≥dico local que vend√≠an los muchachos. La construcci√≥n, sin embargo, es obra exclusiva de Andrews, y le llev√≥ cincuenta a√Īos. A su muerte, Andrews don√≥ el castillo a su grupo de Boy Scouts, quienes lo gestionan desde entonces. El edificio se ha renovado varias veces, y se ha rodeado de jardines. Tambi√©n se ha divulgado el rumor de que est√° encantado, algo, sin duda, muy bueno para el turismo. [Loveland Castle]

Foto: Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

Bonus 1: La catedral de Justo, Madrid, Espa√Īa

Advertisement

No es un castillo, pero es el proyecto personal de un s√≥lo hombre. Justo Gallego Mart√≠nez comenz√≥ a construir, en 1961, este incre√≠ble templo con materiales de todo tipo que encontraba en la basura sobre un terreno propiedad de su familia. El se√Īor Gallego no es arquitecto o ingeniero. Ni siquiera es alba√Īil y, hasta hace poco, guardaba los planos ‚Äėen su cabeza‚Äô.

La catedral est√° dedicada a la Virgen del Pilar, pero a√ļn no est√° considerada un templo oficialmente porque la Di√≥cesis de Alcal√° de Henares no la ha consagrado. El edificio tiene ya 35 metros de altura, y una superficie total de 4.740 metros cuadrados. Hoy, la construcci√≥n de la Catedral de Justo continua, y un nutrido grupo de voluntarios ayuda en el proyecto al ya anciano pionero que la inici√≥. El edificio se puede visitar, y se encuentra en la localidad de Mejorada del Campo, en Madrid.

Fotos: AP Images

Bonus 2: Castello di Amorosa, California, Estados Unidos

Advertisement

El espectacular Castello di Amorosa asienta sus 11.200 metros cuadrados en el id√≠lico paisaje de vi√Īedos y olivos del Valle de Napa, en California. Lo incluimos como bonus porque su creador, Dar√≠o Sattui no lo ha construido con sus propias manos. Sin embargo, si que es su proyecto personal, uno en el que ha invertido 35 millones de d√≥lares. Vistos los resultados, nos parece hasta poco.

Sattui es due√Īo de la compa√Ī√≠a de vinos V. Sattui Winery. Cuando fund√≥ la compa√Ī√≠a, en 1979, era s√≥lo un peque√Īo local de degustaci√≥n de vinos de otras marcas. Los primeros a√Īos, Dar√≠o dorm√≠a en su furgoneta para ahorrar. Poco a poco, amas√≥ dinero y entonces fue cuando puso en marcha su sue√Īo: construir un castillo de estilo Florentino del siglo XIII para honrar a sus antepasados.

Advertisement

El Castello es hoy un animado lugar que acoge todo tipo de eventos y hasta festivales de m√ļsica. Su due√Īo lo sigue cediendo gratuitamente a eventos ben√©ficos de la regi√≥n. [Castello di Amorosa, v√≠a Festival del Sole]