La feria Computex de Taiwán cierra oficialmente sus puertas el sábado, pero los grandes anuncios ya han tenido lugar. Entre ellos están dos nuevos portátiles para jugar que se situarán entre las máquinas más potentes del mercado. Y no solo por sus capacidades gráficas, también porque serán de los primeros en ir equipados con los procesadores de última generación de Intel. Se trata del Asus ROG G750 y dos nuevos modelos de Gigabyte (del Razer Blade, presentado hace poco, ya te hablamos por aquí).

Advertisement

Asus ROG G750

En la feria de Taiwán pudimos ver de cerca el nuevo portátil de la unidad de juegos de Asus (ROG, Republic of Gamers). Se trata del ROG G750, un portátil de acabados en aluminio y dimensiones (410 x 318 x 50 mm) y peso (4 kilos) contundentes. La pantalla es de 17 pulgadas Full HD (1920 x 1080 píxeles).

Advertisement

Este equipo destaca por ir equipado con el procesador Intel de 4ª generación y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 700M. El teclado es retroiluminado y el diseño del equipo agresivo como suele ocurrir en estos modelos. Los ventiladores traseros, por ejemplo, sobresalen de la bisagra, lo que le da un toque práctico y robusto a la vez.

Contará con memoria RAM de hasta 32GB DDR3-1600MHz y almacenamiento en dos opciones: de 1,5 terabytes o 2 TB. No te faltarán puertos: 4 USB 3.0, y salidas HDMI, VGA y DisplayPort. La batería es de 8 celdas. ¿Precio? Aún no hay detalles, pero no será barato.

Gigabyte P27K y P25W

Advertisement

La taiwanesa Gigabyte también aprovechó Computex para presentar dos nuevos portátiles para jugar, el P27K y el P25W. El segundo es el más pequeño, con pantalla de 15,6 pulgadas Full HD. Incorpora igualmente el procesador de 4ª generación de Intel (Core i7 de cuatro núcleos), además de una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 700M y hasta 24 GB de RAM. El teclado también es retroiluminado y el portátil pesa 3 kilos. ¿Precio? No está nada mal: desde 1.300 dólares para la configuración más básica, disponible desde junio.

El Gigabyte P27K será más grande, con pantalla de 17 pulgadas FullHD, pero con idéntica configuración al anterior. El precio será el mismo, pudiendo subir hasta los 1.800 dólares (disponible en julio).