Cada año, con la llegada de un nuevo iPhone, Apple incluye muchas mejoras y novedades “bajo el capó”, incluso cuando el diseño sigue siendo similar al de la generación pasada. Pero el iPhone 6s parece esconder una nueva característica: ser resistente al agua, y han logrado explicar cómo es posible.

Advertisement

Los chicos de iFixit, expertos en despedazar aparatos y móviles, han descubierto la clave en cuanto al nuevo “secreto” de los iPhones, y lo menciono entre comillas debido a que en realidad Apple nunca ha hablado de la resistencia al agua. Es un cambio sutil en su fabricación, que podría haber tenido esta consecuencia, ya sea intencional o no.

Todo comenzó cuando un vídeo se hizo viral al demostrar cómo uno de los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s Plus se sumergían de lleno en agua por una hora, y seguían funcionando a la perfección.

Aquí nacieron las dudas. ¿Es que a Apple se le ha olvidado comentar durante la presentación de los nuevos iPhone esta característica? Es muy poco probable. La realidad es que esta llamada “resistencia al agua” nace de que ahora, además de los tornillos de siempre, Apple ha utilizado cintas adhesivas para unir la carcasa del móvil. además, han encontrado evidencias de que alrededor de los circuitos de la tarjeta madre del móvil han utilizado lo que parece ser sellos de silicona, combinación que permitiría al móvil sobrevivir un chapuzón.

Pero mientras Apple no lo diga, la “resistencia al agua” no es oficial, por lo que evitemos hacer experimentos caseros que puedan tener consecuencias desastrosas y lamentables en un móvil que cuesta más de 700 dólares.

Advertisement

De lo que sí podemos estar seguros, sin embargo, es de que el nuevo iPhone va a resistir un poco más si ocurre algún accidente que involucre al móvil, la gravedad y un vaso de Coca-Cola. [iFixit vía Popular Mechanics]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)