La cadena de restaurantes McDonalds ha decidido introducir filtros que bloqueen el acceso a contenidos pornogr√°ficos en las redes WiFi p√ļblicas que ofrecen a los clientes de sus casi 14.000 restaurantes. La inquietante pregunta inmediata es ¬ŅHay alguien que acuda a un McDonalds a ver otro tipo de carnaza que no sea la de las hamburguesas?

La cadena de restaurantes de comida r√°pida no tiene constancia de ello, pero ha decidido aceptar la recomendaci√≥n de un grupo conocido como Enough is Enough. Esta asociaci√≥n lucha precisamente por convertir Internet en un lugar en el que el porno no sea algo que los ni√Īos puedan encontrar con solo una b√ļsqueda en Google.

Advertisement

Aunque no existe constancia de clientes con el suficiente mal gusto como para ver porno en McDonalds, la fundadora de EiE, Donna Rice Hughes, se√Īala que los empleados de cadenas como Starbucks a menudo han tenido que llamar la atenci√≥n a algunos clientes por estar viendo contenidos para adultos.

McDonalds no es la primera cadena que introduce filtros para bloquear contenidos de este tipo y definitivamente poco apropiados para un espacio p√ļblico. Recientemente, el New York Post informaba de que los sin techo de Nueva York estaban utilizando algunos puntos de acceso gratuitos de la ciudad como Times Square para ver porno. A raiz de ello, la operadora de esos puntos de acceso, LinkNYC decidi√≥ tambi√©n bloquear el acceso a p√°ginas para adultos. [Enough is Enough v√≠a Venturebeat]

Advertisement


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.