Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Microsoft Band: una pulsera deportiva para todos por 199 dólares

Ilustración para el artículo titulado

Apenas minutos después de filtrarse las aplicaciones para Android, iOS y Windows Phone, Microsoft levanta completamente el telón para mostrar su primera pulsera deportiva. Se llama Microsoft Band, y se podrá comprar desde el jueves día 30 primero en EE.UU. a un precio de 199 dólares. Estas son las características de la sólida apuesta de Microsoft para medir nuestra actividad física.

Advertisement

La Microsoft Band se parece mucho a dispositivos como el Samsung Gear Fit, o la reciente pulsera presentada por Lenovo. Tiene un diseño muy sencillo, con una pantalla alargada de 1,4 pulgadas (11 x 33 milímetros) y resolución 320 x 106 píxeles en la que caben tres iconos cuadrados al estilo de la interfaz Windows Phone.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Hay un total de 10 sensores en la pulsera, entre ellos está, por supuesto, un pulsómetro óptico para medir el ritmo cardíaco que, a diferencia de otros dispositivos similares, está ubicado en la parte inferior de la muñeca, al otro lado del cierre. El dispositivo está pensado para poder llevarlo con nosotros a todas horas. Para ello cuenta con una batería que, según Microsoft, dura 48 horas. La carga completa se realiza en solo 1,5 horas.

Advertisement

Entre los sensores más novedosos, la Microsoft Band incluye un sensor de luz especializado en radiación ultravioleta que mide el tiempo que pasamos al sol y su intensidad. También lleva GPS integrado, por lo que no necesitamos llevar el smartphone durante los entrenamientos para registrar nuestro recorrido.

La pulsera también tiene otros dos sensores interesantes. Uno mide la temperatura de la piel, el otro, denominado Galvanic skin response, se utiliza, según Microsoft, para medir los niveles de esfuerzo o estrés analizando la sudoración. En cuanto a las conexiones, si tienes cerca un smartphone, el enlace se realiza mediante Bluetooth 4.0. La pulsera, por cierto, es resistente en cierto grado al agua, pero no sumergible.

Advertisement

Aplicaciones

Advertisement

Microsoft Band es, primordialmente, un medidor de actividad, pero admite aplicaciones, entre ellas, Microsoft ya ha adelantado que llevará la popular aplicación deportiva Runkeeper. También habrá app de la cadena de gimnasios Gold's Gym, MyFitnessPal, o incluso una aplicación que permitirá pagar en la cadena Starbucks. La relación entre la popular cadena de postres en vaso con el deporte no la tenemos muy clara todavía.

Más allá de estas aplicaciones iniciales, la pulsera tiene algunas interesantes funciones nativas, la principal es Cortana. El asistente de voz solo estará presente si emparejamos la pulsera con un dispositivo Windows Phone 8.1 compatible con Cortana, pero permite utilizar todas sus funciones desde la muñeca gracias a un micrófono integrado y controles por voz.

Advertisement

Además, tiene algunas habilidades limitadas de notificaciones. Aparte de alarmas o citas del calendario, Microsoft Band es capaz de mostrar notificaciones de llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, Twitter, y Facebook o Facebook Messenger. Todas estas notificaciones provienen de aplicaciones preinstaladas en la pulsera, pero es muy probable que aparezcan otras nuevas a medida que más desarrolladores se suban al carro.

Advertisement

Microsoft Health

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

La gran apuesta de Microsoft Band, sin embargo, no es el hardware. A diferencia de otras pulseras o smartwatches propietarios que solo funcionan con dispositivos de la misma marca, Microsoft quiere que su plataforma sea universal. La pulsera se gestiona desde una aplicación general llamada Microsoft Health que está disponible para descarga en iOS, Android y Windows Phone.

Lo interesante de Microsoft Health no es solo que sea universal. Es que la aplicación mantiene un registro de numerosas variables y las relaciona. El dispositivo, por ejemplo, es un monitor de sueño, pero también examina el calendario o los niveles de estrés. Eso le permite establecer relaciones tan poco habituales como la calidad de nuestro sueño relacionadas con las reuniones con nuestro jefe. También será capaz de determinar, por ejemplo, cuáles de nuestros ejercicios queman más calorías.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado

Todos esos datos se guardan en nube y se nos ofrecen mediante todo tipo de gráficas. Aún queda por probar cómo funcionará todo esto sobre el terreno pero, al menos en teoría, la Microsoft Band se perfila como la apuesta más solida hasta la fecha en medidores de actividad. Simple, elegante, universal, y no excesivamente cara. Tiene muchas papeletas para llevarse la corona de este nuevo mercado de cuantificadores de salud. Este es su vídeo de presentación [vía Microsoft Blog y Microsoft]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story

Get our newsletter