Microsoft niega que la Kinect de la Xbox One vaya a recopilar datos sobre sus usuarios. Una nueva polémica se ha destapado respecto a la Kinect durante los últimos días: según un directivo de Microsoft, informó AdAge, el accesorio incluido en todas las Xbox One recopilaría datos sobre los usuarios que podrían ser re-vendidos a las compañías con fines publicitarios. Microsoft ha negado rotundamente esta información y señala que se trata de una equivocación. La compañía asegura que la estrategia es hacer posible a anunciantes mostrarse en todas los equipos de forma sencilla (Xbox One, televisor, tabletas, móviles...) pero en ningún caso recopilar o revender datos de usuarios.