PewDiePie a la izquierda y a la derecha MrBeast, uno de sus Youtubers aliados.

Durante los últimos meses se ha llevado a cabo la mayor guerra de internet del año: PewDiePie versus T-Series. El canal de Felix Kjellberg lleva desde 2012 como el número 1 de YouTube, pero se ha visto amenazado por un canal de la India, y un sinfín de fans y Youtubers están luchando por mantenerlo en la cima.

Un anuncio de PewDiePie en pleno Time Square.
Image: Justin Roberts.

PewDiePie se convirtió en el canal con más suscriptores de YouTube hace unos seis años, superando a músicos y artistas de todo tipo, e incluso a los propios canales de YouTube. Actualmente ya ha superado los 72 millones de seguidores en la plataforma, pero durante 2018 se le ha ido acercando cada vez más un canal originario de la India. Su nombre es T-Series, y a diferencia del canal de PewDiePie, este fue creado por una corporación musical para promocionar a sus cantantes y películas.

Kjellberg, al percatarse que su trono estaba en peligro, debido a que T-Series se acercaba cada vez más rápido a sus números, comenzó a mencionar al canal indio en sus videos, como parte de su chiste y su humor, ese que lo ha metido en problemas en más de una ocasión por comentarios polémicos, relacionados al racismo. Los fans parecen haberse tomado muy en serio la amenaza, incluso más que él. Y es que Felix dice que no le importa ser superado, debido a que por años ha dicho que no se lleva muy bien con tanta fama, pero aún así incontables fans y Youtubers ahora tienen una nueva meta: mantener a PewDiePie como el número 1, sin importar que todo sea una broma.

Tomando en cuenta lo rápido que estaba creciendo el número de seguidores de T-Series en YouTube, en comparación a los de PewDiePie, se esperaba que el canal indio superara al del sueco a finales de octubre, pero un vídeo de un Youtuber conocido como MrBeast, que tiene más de 11 millones de suscriptores, cambió la tendencia y volvió a darle la ventaja a Felix, lo que le permitió pasar de los 67 a los 69 millones de suscriptores en menos de una semana, un tiempo récord.

Advertisement

MrBeast y algunos de sus anuncios.

En su vídeo, MrBeast anunciaba su completo apoyo a Felix “en la guerra contra T-Series”, y para ayudar al sueco había gastado miles de dólares para colocar anuncios publicitarios por toda su ciudad, desde vallas enormes en autopistas hasta imágenes en baños de restaurantes y campus universitarios. Todos, con un solo mensaje: “Subscribe to PewDiePie” (suscríbete a PewDiePie). MrBeast después regresó con otro vídeo, de 12 horas de duración, en el que dice la palabra “PewDiePie” 100.000 veces para apoyar a Feliz. ¿Es una idea ridícula y sin sentido? Sí, pero el vídeo se hizo viral y logró incrementar la cantidad de suscriptores de Kjellberg.

Hasta ahora muchos fans y seguidores de Felix se habían sumado a la batalla “haciendo su parte” en sus ciudades. Algunos reparten panfletos, otros cambian los fondos de pantalla de las computadoras de las escuelas o universidades, y otros sencillamente se paran en plazas y zonas públicas para invitar a todos a suscribirse al canal de Felix.

Advertisement

Advertisement

Todo esto como parte de la broma, aunque cada vez se siente como una extraña y absurda campaña política sin sentido, a tal punto que algunos incluso han llegado al extremo de hackear impresoras ajenas para imprimir panfletos en apoyo a PewDiePie.

Y cada vez más Youtubers famosos se unen a Felix en su campaña. Algunos incluso en la India, “atacando a T-Series desde dentro de su propia casa”. Cada vez son más los canales de YouTube, ya tengan muchos o pocos suscriptores, los que se han unido a la campaña en pro de PewDiePie, con la idea de que el canal más grande de YouTube continúe perteneciendo a un creador de contenido de los más tradicionales de la plataforma.

Otro YouTuber han pagado a algunas celebridades, actores y músicos para incluirlos en su campaña de apoyo a PewDiePie, incluyendo una de las estrellas de la película The Room, luchadores de la WWE, y actores secundarios de la saga Harry Potter, y ex-Youtubers, entre otros. La campaña parece cada vez más surreal.

Uno de los Youtubers más extremos en su campaña de apoyo a PewDiePie logró colocar un anuncio publicitario en una de las vallas digitales más grandes e importantes de Time Square, en el corazón de Manhattan, algo que puede tener un costo de cientos de miles de dólares, en el que invitaba al que lo viera a suscribirse al canal de Kjellberg.

Advertisement

Lo que comenzó como un chiste, como una batalla tonta que solo se percibe desde esa manera desde el lado de PewDiePie y sus seguidores, se convirtió en una obsesión para millones de fans y otros Youtubers. Es un hecho que T-Series superará a Felix como el canal con más suscriptores de YouTube, la pregunta es cuándo lo hará. Se supone que ya debería haber sucedido hace tiempo, pero entre virales, tweets y gastos innecesarios en vallas publicitaria en el nombre de los “memes”, PewDiePie ha extendido su reinado gracias a su “ejército de niños de 9 años”, incluso cuando no es arriesgado pensar que muchos de estos nuevos suscriptores podrían haberse unido simplemente por colaborar con el viral.

Advertisement

Más allá de lo interesante o sinsentido que pueda parecer a cada quien el contenido de estos Youtubers y creadores de contenido, esta guerra es otra prueba de la clase de impacto que tienen estas personalidades de internet sobre sus audiencias y sobre la cultura popular en esta década.