El primer emisor láser data de 1960. Desde entonces se ha avanzado mucho, pero había un logro que se resistía a la ciencia: crear un láser de color blanco. Un grupo de investigadores en Arizona por fin lo ha conseguido, y será el comienzo de una nueva generación de pantallas con menos consumo y más calidad de imagen.

Los láseres emiten un haz de luz coherente, o sea en una única frecuencia y longitud de onda que determina, entre otras cosas, su color. La luz blanca se considera un haz incoherente ya que está compuesta de múltiples frecuencias y longitudes de onda.

Lo que han hecho los investigadores de la Universidad de Arizona es crear un dispositivo capaz de emitir un haz láser en múltiples longitudes de onda. Para ello, han creado un emisor a escala nanométrica cuyo grosor es de solo una milésima parte de un cabello humano. El dispositivo está dividido en tres emisores láser que emiten en los tres colores típicos del modelo RGB (rojo, verde y azul).

El emisor no solo es capaz de emitir un haz rojo, verde o azul, también es capaz de emitir un haz de cualquier otro color que suponga una combinación de estos. Si se activan los tres segmentos al unísono y a tope de potencia, el haz generado es un láser blanco.

El avance abre la puerta a utilizar diodos láser como los elementos fundamentales de una nueva generación de pantallas. Entre sus ventajas está un consumo mucho menor que el de los LED actuales, y una calidad de imagen superior. Sus descubridores han probado que su capacidad para reproducir colores está un 70% por encima de las actuales tecnologías de pantalla, incluyendo los OLED, que son probablemente los que mejor calidad de imagen ofrecen en la actualidad.

Aún pasará un tiempo hasta que el descubrimiento comience a aplicarse a electrónica comercial. El principal problema es que se necesita un sistema que permite generar este láser blanco mediante electricidad directa. El diodo creado por los investigadores genera el láser excitando los electrones con otro láser. Con todo este láser blanco es una seria promesa y no solo para la tecnología de pantalla. También lo es para el desarrollo de semiconductores ópticos. [vía Arizona State University]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)