Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Neuralink de Elon Musk estaría bajo investigación por posible maltrato animal

La compañía de neurotecnología se ha enfrentado a críticas de grupos de derechos de los animales por supuestas muertes excesivas. Ahora se involucró el gobierno

By
We may earn a commission from links on this page.
Neuralink es acusada de ignorar protocolos de bienestar animal en sus pruebas, lo que lleva a muertes innecesarias
Los animales se utilizan básicamente en todas las investigaciones médicas de los Estados Unidos. En la foto, una mona rhesus embarazada se sienta enjaulada después de haber sido infectada con el virus Zika como parte de un estudio de la Universidad de Wisconsin. Sin embargo, se acusa a Neuralink de ignorar los protocolos de prueba estándar, lo que lleva a muertes innecesarias.
Foto: Scott Olson (Getty Images)

Neuralink, la compañía de implantes médicos de Elon Musk, se enfrenta a una investigación federal en los Estados Unidos por posibles violaciones del bienestar animal, según un reportaje de Reuters. La investigación, supuestamente abierta por la Oficina del Inspector General del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) de , se centra en las prácticas de Neuralink en lo que respecta a las pruebas y el tratamiento con animales, dijo Reuters, atribuyendo la información a dos fuentes anónimas.

El objetivo de Musk con Neuralink es crear un dispositivo que pueda ayudar a las personas con discapacidades a recuperar el control motor o posiblemente incluso su visión. También ha detallado una visión en la que los implantes Neuralink aumentan el potencial humano y la eficiencia, al estilo cyborg. Pero hasta ahora, la compañía aún no ha logrado nada que se acerque a esos ambiciosos objetivos. La semana pasada, la compañía llevó a cabo un evento de demostración muy publicitado (pero decepcionante) y mostró un mono con un implante Neuralink que controla los movimientos de un cursor, tecnología que se implementó con éxito por primera vez en el año 2006. La compañía tampoco logró obtener la aprobación de la Administración de alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA) para comenzar las pruebas en humanos, y permanece básicamente en la misma posición desde el año pasado.

Y tomando en cuenta las acusaciones de cirugías animales apresuradas y fallidas, y el extenso sufrimiento de los animales, tal vez sea bueno que la FDA aún no haya dado su aprobación. La investigación del USDA no es la primera vez que se sospecha que Neuralink viola las mejores prácticas de bienestar animal.

Advertisement

El grupo de derechos de los animales Comité de Médicos para la Medicina Responsable, ha estado presionando a Neuralink para que publique casi 400 fotos de monos de prueba que, según el grupo, fueron torturados y abusados por la compañía durante meses en un laboratorio de UC Davis (Universidad de California Davis). El grupo presentó una denuncia contra Neuralink ante el USDA, alegando relatos horribles de maltrato animal, incluyendo monos a los que les abrieron el cráneo, experimentaron vómitos y agotamiento, y se automutilaron en respuesta al estrés extremo.

Además de la documentación de la investigación del USDA, Reuters también informó que 20 empleados (tanto actuales como previos) de Neuralink habían hablado con el medio, y que había revisado algunos registros de la empresa.

Advertisement

En total, Neuralink ha matado alrededor de 1.500 animales desde 2018, escribió Reuters. La empresa realiza pruebas en monos, cerdos, ovejas y roedores, al igual que la mayoría de las demás empresas médicas y farmacéuticas. De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) requiere pruebas en animales antes de que un producto médico pueda ser aprobado para uso humano. Aunque el número de muertes, por sí solo, no es indicativo de irregularidades, varios empleados (actuales y previos) dijeron a Reuters que muchas de esas muertes de animales eran prevenibles, y fueron resultado de un trabajo defectuoso y apresurado. Los experimentos que involucraron al menos a 86 cerdos y dos monos fueron estropeados por errores fácilmente evitables, como insertar implantes de tamaño incorrecto o colocar el dispositivo en la ubicación incorrecta, señaló el medio.

Según los informes, un empleado se refirió a algunas de las cirugías recientes de animales de Neuralink como “trabajos de hackeo”. Otros dijeron a Reuters que intentaron plantear sus preocupaciones internamente, y al menos un exempleado dijo que un alto ejecutivo de la compañía negó y descartó los cambios solicitados. El ejecutivo supuestamente dijo que no era posible un protocolo de prueba más estándar debido a las constantes demandas de Musk de un trabajo más rápido.

Advertisement

Gizmodo contactó a Neuralink con preguntas, pero no hemos recibido una respuesta. Sin embargo, Musk ha negado abiertamente cualquier violación de los derechos de los animales. En el evento del jueves 1 de diciembre, el director ejecutivo dijo: “nuestros monos están bastante felices... No somos descuidados al poner dispositivos en los animales”. La compañía también hizo una publicación de blog en febrero en la que impugnaba los relatos de abuso en UC Davis. Esa publicación señala que las instalaciones de prueba y cuidado de animales de Neuralink nunca han fallado en una inspección del USDA. “Estamos absolutamente comprometidos a trabajar con animales de la manera más humana y ética posible”, escribió la compañía.

La Oficina del inspector general del USDA le dijo a Gizmodo que “ni confirma ni niega la existencia de dicha investigación”, y se negó a comentar o responder preguntas. Aunque el Inspector General del USDA es principalmente un organismo de control interno, encargado de revisar los propios departamentos del USDA, la oficina también supervisa algunas investigaciones externas de bienestar animal y ha investigado previamente peleas de perros y peleas de gallos.