Photo: Warner Bros.

El director de Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, Alfonso Cuarón, sabe por experiencia propia que no puedes menospreciar la saga Harry Potter ni admitir que no has leído ni visto ninguna de sus entregas si Guillermo del Toro está delante. De lo contrario se pondrá a gritarte. A gritarte mucho.

En una entrevista con Vanity Fair, el también director de Children of Men y Gravity compartió una anécdota de cuando le ofrecieron dirigir el Prisionero de Azkaban, una de las películas más destacadas de la serie de Harry Potter. El realizador, que acababa de triunfar por sorpresa con Y tu mamá también, hablaba del posible proyecto con su amigo y compañero Guillermo del Toro cuando cometió el error de admitir que no solo no sabía nada de la saga, sino que le parecía estúpida. A Del Toro no le gustó nada escuchar eso.

Hablé con Guillermo, como siempre hago, y me dijo: “¿Con qué andas? ¿Algún proyecto en curso?” Y yo dije: “Voy a aceptar la de Harry Potter, ¿puedes creerlo?” Y hasta me burlé de la saga. No había leído los libros ni visto las películas. Entonces se molestó conmigo. Me dijo “Flaco, eres un puto bastardo arrogante. Ahora mismo vas a la puta librería y compras los libros, los lees y me llamas enseguida”.

Advertisement

Por supuesto, Cuarón fue directo a la librería; tienes que hacerlo si Del Toro te lo exige. Aquello fue justo antes del lanzamiento del cuarto libro, Harry Potter y el Cáliz de Fuego. Cuarón dijo que había leído los dos primeros y llegado a la mitad del tercero, para el que terminaría dirigiendo una adaptación cinematográfica, antes de decidir si se sumaba al proyecto. “Lo llamé y le dije: ‘Bueno, el material es verdaderamente genial’. Me dijo: ‘¿Ves, hijo de tu...?’”, dijo Cuarón.

Así que, ahí lo tienes. Nunca hables de Harry Potter cuando estés delante de Guillermo Del Toro. Tendrás tu culo flaco entregado a ti.

[Vanity Fair]