Hace unos d√≠as, la empresa china Ofo decidi√≥ retirar de Espa√Īa su servicio de alquiler de bicicletas. Solo llevaba un a√Īo en el pa√≠s, pero algo no cuaj√≥ y ahora las bicis est√°n metidas en un almac√©n. Las que est√©n en mejor estado ser√°n trasladadas a Francia y las dem√°s, donadas a fundaciones. ¬ŅPor qu√©? Porque las bicicletas son lo de menos. Compartir bici est√° de moda y estas empresas, que han sido valoradas en miles de millones de d√≥lares, traen sus bicicletas de China, donde se fabrican en masa a precios irrisorios.

La mayor muestra de lo poco que importan las bicis son los llamados cementerios de bicicletas de China: gigantescos almacenes que han aparecido en distintos puntos del pa√≠s porque empresas¬†como Ofo, Bluegogo, Gobee y Mobike tienen muchas m√°s bicicletas que clientes. Y cuando digo ‚Äúmuchas‚ÄĚ, quiero decir cientos de miles de bicicletas que ahora est√°n rotas, oxidadas o abandonadas entre la vegetaci√≥n.

El fot√≥grafo Wu Guoyong ha capturado estos cementerios con la ayuda de un dron. Combinando planos de distintas cuidades ha creado este v√≠deo llamado ‚ÄúNo place to place‚ÄĚ que ha sido visto 44 millones de veces en la plataforma de v√≠deo china QQ. Cr√©eme: no has visto nada igual.

Advertisement

[South China Morning Post vía Motherboard]