Imagen: Uber.

Miren esta cosa. Uber dice que esto es un ‚Äútaxi a√©reo‚ÄĚ. Algunos de nuestros compa√Īeros lo han llamado ‚Äúcoche volador‚ÄĚ, pero no lo es. Existen los aviones y existen los helic√≥pteros, pero no los coches voladores, y cualquiera que te diga lo contrario te est√° mintiendo.

Advertisement

Mira esta cosa absurda plagada de cuchillas letales. Sí, parece un helicóptero. Sí, incluso pareciera una especie de avión. Pero definitivamente NO es un coche volador.

Odio ser portador de malas noticias, amigos. Todos hemos so√Īado con coches voladores. Todos queremos creer, en el fondo, que son algo que podr√≠amos ver hacerse realidad en nuestras vidas. Hoy en d√≠a tenemos relojes con los que podemos controlar nuestros televisores y hacer m√°s cosas, entonces, ¬Ņpor qu√© no podemos tener coches voladores? Despu√©s de todo, vivimos en el futuro.

Muchos charlatanes han intentado hacerte creer que han creado coches ‚Äúvoladores‚ÄĚ, como estos, estos otros, o estos y tambi√©n estos. Incluso uno de nuestros compa√Īeros, Matt Novak, se sinti√≥ atra√≠do por la idea de estos coches (hola Matt).

Advertisement

Pero estos no son coches voladores. Solo mira el de Uber:

Imagen: Uber.

Eso no es un coche volador. Uber lo llama ‚Äútaxi a√©reo‚ÄĚ, lo que no es m√°s que una combinaci√≥n de palabras para dar a entender que es un coche volador. Pero no lo es, simplemente es un helic√≥ptero que es impulsado tanto de forma vertical como horizontal gracias a sus h√©lices ubicadas apuntando hacia arriba y hacia al frente, adem√°s de sus alas. En ning√ļn momento se convierte en un coche. Son puras mentiras.

Advertisement

También tenemos este, creado por una startup financiada por Toyota:

Imagen: Joby Aviation.

Esto tambi√©n es un avi√≥n. Siendo m√°s espec√≠fico, es un convertiplano, una aeronave de rotores basculantes capaz de aterrizar y despegar verticalmente similar al V‚Äď22 Osprey militar. Sin embargo, mientras el Osprey tiene dos rotores enormes, este tiene 12 rotores absurdamente peque√Īos. Esto tampoco es un coche, son puras mentiras.

Advertisement

Aquí hay uno que prescinde por completo del concepto de helicóptero:

Foto: Aeromobil.

Como cualquiera con ojos puede ver, esto es un avión. No me importa que las alas se replieguen, muchos aviones tienen alas similares. Este tipo de alas no los convierte en coches voladores. Son mentiras.

Advertisement

Nuestros compa√Īeros de Jalopnik te dir√≠an que los coches voladores nunca existir√°n, dado que requieren de pilotos y no conductores. Los pilotos necesitan mucha capacitaci√≥n y certificaciones, porque los humanos apenas pueden conducir en dos dimensiones, volar en tres se les har√≠a a√ļn m√°s dif√≠cil. Y tienen raz√≥n, pero adem√°s, todo lo que hemos visto hasta ahora son aviones y helic√≥pteros.

No hemos visto el primer coche volador sencillamente porque no existen. La tecnolog√≠a no existe, ni existir√° en el futuro previsible. Cualquiera que te diga lo contrario est√° intentando venderte un avi√≥n o un helic√≥ptero, mientras lo llama ‚Äúcoche volador‚ÄĚ. Si resulta que ahora los aviones son ‚Äúcoches voladores‚ÄĚ, quiere decir que llevamos m√°s de 100 a√Īos teni√©ndolos.

Pero no, solo hemos tenido aviones y helicópteros.

Podr√≠as pensar que estoy siendo muy duro y severo. ¬ŅAcaso el DeLorean de Back to the Future y todos los coches en la segunda entrega de esas pel√≠culas eran voladores?

Advertisement

Sí, eran coches voladores. No tenían alas ni rotores para hacerlos volar, tenían dispositivos antigravedad en sus ruedas.

Pero eso es ficción. Eran más mentiras.

No existen los coches voladores. Todo lo que tenemos son mentiras.