Illustration: Harald Ritsch / Unversidad de Innsbruck

Recientemente, Google anunci√≥ un procesador cu√°ntico de 72 qubits. El dispositivo, a√ļn en pruebas, es un aut√©ntico monstruo, pero para que sea efectivo, hay que poder medir cada qubit de su sistema. Eso es precisamente lo que ha logrado un equipo de investigadores en un nuevo r√©cord cu√°ntico.

Advertisement

Científicos del laboratorio de física experimental Rainer Blatt en la Universidad de Innsbruck (Austria) acaban de batir su propio récord al lograr el entrelazamiento estable de 20 qubits.

Un qubit es el equivalente a un bit tradicional, pero en su denominación termina cualquier parecido. Un bit tradicional solo tiene dos estados: encendido o apagado. Los qubits, por contra son parejas de átomos entrelazados que pueden tener cualquiera de esos estados simultaneamente.

Esa multiplicidad de estados multiplica la potencia teórica a la que puede llegar un procesador cuántico. Sobre el papel, los qubits permitirán realizar complejas operaciones de cálculo, pero para ello debemos ser capaces de saber, sin probabilidad de error, cuál es el estado de cada qubit del conjunto para crear un registro estable. De lo contrario solo tenemos un chip lleno de átomos entrelazados sin ton ni son.

Advertisement

Para su experimento, el equipo de Innsbruck ha empleado iones de calcio sujetos mediante una trampa de iones que usa campos magn√©ticos, y entrelazados en l√≠nea gracias a la acci√≥n de l√°seres. El m√©todo de detecci√≥n del estado de cada qubit desarrollado para la prueba requiere algo m√°s de c√°lculo, pero es efectivo y preciso. De hecho, gracias a √©l, los investigadores han podido constatar la formaci√≥n de tripletes y grupos de hasta cuatro y cinco qubits entrelazados. El pr√≥ximo objetivo de los f√≠sicos es lograr entrelazar 50 qubits con medici√Īon independiente de cada uno de ellos. Si lo logran ya hablar√≠amos del salto necesario para que los computadores cu√°nticos se impongan a los superordenadores actuales. [Physical Review X v√≠a Science Alert]