Ordenan retirar un platillo volante de juguete por sugerir que los nazis llegaron a viajar al espacio

Foto: Revell

Si alguna vez has visto Canal Historia a las 3 AM, sabrás que Alemania tenía un programa secreto durante la Segunda Guerra Mundial para desarrollar platillos volantes. Aquellos OVNIs experimentales nunca volaron realmente, pero la compañía de maquetas Revell no lo ha tenido muy en cuenta.

Revell ha lanzado un set en Alemania en cuya caja se ve uno de esos platillos volantes nazis volando. Incluso se ve el OVNI nazi disparando a aviones aliados desde el cielo, y los historiadores están enojados. “En aquel momento era tecnológicamente imposible construir algo como esto”, explica el historiador Jens Wehner al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) la semana pasada.

Advertisement

La compañía de juguetes ha reaccionado sacando el set de 69 partes, conocido como Haunebu II, de los estantes de las tiendas. Aún así es posible encontrar muchas unidades disponibles para la venta online.

El proyecto de platillos voladores real se inició en 1934. Algunos teóricos de la conspiración creen que los nazis realmente lograron volar con el vehículo en 1943. Otros están convencidos de que los nazis escondieron estos ovnis en bases secretas en lugares como la Antártida. El Canal Hiostoria incluso dedicó un episodio de 2009 de su programa “Cazadores de OVNIS” a los planes nazis para viajes espaciales. Con todo, no existe ninguna evidencia real de que los nazis hicieran funciona aquellos extraños artilugios.

“Desafortunadamente, nuestra descripción del producto no expresa adecuadamente la realidad. Pedimos disculpas por ello”, explicó Revell en un comunicado.

Advertisement

¿Por qué sacar el juguete de los estantes? ¿No es una medida un poco exagerada? No en Alemania, donde existen leyes muy estrictas contra la glorificación del nazismo. Aunque el gobierno no ha exigido nada a Revell, los historiadores señalan que fabricar un juguete que imagina que los nazis han logrado viajar en el espacio podría tergiversar la imagen real del nazismo entre las personas más jóvenes. “Los entusiastas pueden usar esto como una estrategia para arrojar dudas sobre lo que sabemos hoy sobre el nazismo”, explica Wehner al Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Advertisement

A los negacionistas del Holocausto les gusta promover la idea de que los nazis eran realmente el colectivo oprimido, y que tendríamos una sociedad avanzada con alta tecnología si el Tercer Reich hubiera tenido éxito en sus planes de dominación. Ideas como la de un platillo volador nazi ayudan a alimentar los mitos sobre el régimen y a diluir las atrocidades que cometieron, como el exterminio de 10 millones de personas en campos de concentración.

Lo último que necesita el mundo en 2018 es una visión comprensiva de los nazis. Ya tenemos suficientes en Twitter y en los niveles más altos del gobierno de Estados Unidos.

Share This Story