Image: Flickr

Si alguna vez te preguntaste si el escándalo de Cambridge Analytica sólo afectó a una red social (Facebook), la respuesta es no. Por ejemplo, Twitter también vendió el acceso a datos. Ocurrió durante un día del 2015.

Según ha explicado la propia compañía en un comunicado a Bloomberg, en el año 2015 permitieron que durante 24 horas la firma accediera a datos a gran escala cubriendo meses de publicaciones en la red social. Según confirmó Twitter al medio:

En 2015, GSR (Global Science Research, la empresa comercial de Cambridge A.) tuvo acceso a la API a una muestra aleatoria de tweets públicos de un período de cinco meses desde diciembre de 2014 a abril de 2015. Con base a los informes recientes, llevamos a cabo nuestra propia revisión interna y no encontramos ningún acceso a datos privados sobre las personas que usan Twitter.

Advertisement

Image: CC

Desde entonces, Twitter dice que ha eliminado a Cambridge Analytica y entidades afiliadas como anunciantes. La compañía también ha explicado que GSR pagó por el acceso y que no proporcionó más detalles.

¿Qué supone esto? Lo cierto es que Twitter proporciona a ciertas empresas, desarrolladores y usuarios acceso a datos públicos a través de sus interfaces de programación de aplicaciones (API) o software que solicita y entrega información. La compañía, normalmente, vende los datos a organizaciones, que a menudo los usan para analizar eventos o servicio al cliente.

Advertisement

En estos casos, los clientes empresariales reciben el acceso de datos más amplio, que incluye los últimos 30 días de tweets o acceso a tweets desde 2006. Para obtener ese acceso, los clientes deben explicar cómo planean usar los datos y quiénes son los usuarios finales. Además, Twitter no vende datos privados de mensajes directos.

Según ha explicado Bloomberg, las “licencias de datos y otros ingresos” de Twitter crecieron alrededor del 20%, a 90 millones de dólares, en el primer trimestre de este 2018. [Bloomberg]