Foto: Fenryl (Flickr)

Japón ha aprobado recientemente una serie de cambios a su ley de prevención contra la competencia desleal. El más llamativo es que ahora incluye la modificación de consolas. Las penas por modificar los archivos de un juego ahora pueden ser de hasta 5 años de cárcel y 5 millones de yenes.

Seg├║n la p├ígina oficial de la Asociaci├│n de Copyright para Software y Computadoras, hacer modding en consolas o alterar los datos guardados de un juego suponen una violaci├│n de la Ley de Protecci├│n Contra la Competencia Desleal. Las penas var├şan seg├║n la magnitud de la modificaci├│n pero pueden alcanzar multas de hasta cinco millones de yenes (unos 46.000 d├│lares) y cinco a├▒os de prisi├│n.

La noticia ha saltado en varias p├íginas japonesas de juegos como Hachima Kikou despu├ęs de que un fabricante de perif├ęricos llamado Cyber Gadget interrumpiera s├║bitamente las ventas de su herramienta para editar datos guardados que permit├şa hacer trampas o parchear los juegos.

La Asociaci├│n de Copyright para Software y Computadoras tambi├ęn menciona que el uso de c├│digos y claves no oficiales tambi├ęn es ilegal. LA p├ígina cita expresamente las subastas online de estos c├│digos o su puesta a disposici├│n para descarga. Finalmente, la ley incluye los mods a consolas, sean con los fines que sean.