Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

PlayerUnknown’s Battlegrounds ha conseguido renacer de sus cenizas

7.8K
11
Save

PlayerUnknown’s Battlegrounds salió oficialmente hace un año y medio. Por aquel entonces, otros juegos como Fortnite Battle Royale y Apex Legends ya le habían superado en popularidad. Pero PUBG ha seguido trabajando en silencio, y los desarrolladores continúan mejorando el juego para solventar las quejas de los jugadores. Durante este último mes, algunos streamers populares lo han retomado, y parece que el juego está viviendo una segunda juventud.

Más allá de popularizar el formato Battle Royale, el atractivo inicial de PUBG fue su ritmo. A medida que Fortnite Battle Royale se fue volviendo un juego más rápido y frenético, PUBG apostó por unos combates más tácticos y reales. Incluso ciertas copias como Ring of Elysium mantuvieron ese mismo tipo de combate básico, al que le agregaron cosas como tablas de snowboard y tirolinas. Pero el PUGB se mantuvo fiel a su identidad, y ha resultado ser su mayor ventaja. A Fortnite le salen muchos imitadores. Muchos de ellos, como Radical Heights, acaban yéndose a pique al poco tiempo. La oferta de Battle Royale no hace más que crecer, pero no ha habido ninguno como PUBG. Y aunque inicialmente tenía muchos bugs y el manejo era mucho más torpe, la cosa ha ido mejorando.

Advertisement

Después de su lanzamiento oficial, PUBG trató de revitalizar un poco el juego con nuevos mapas y modos de juego. Fue un esfuerzo inconsistente. Los mapas como Sanhok permitieron a PUBG recuperar parte de la acción de la que presumían sus competidores, pero mapas más grandes como Miramar eran tan impopulares que algunos jugadores eliminaban físicamente los archivos del mapa. Cosas como los pases de batalla o los artículos cosméticos le dieron a PUBG el brillo que tenían otros juegos, pero también fueron objeto de controversia. Sin embargo, desde el año pasado, PUBG dejó de centrarse sus esfuerzos en este tipo de cosas, y trató de potenciar su esencia.

Su proyecto estrella fue la mejora del mapa original del juego, Erangel. Cuando el PUBG era joven, los jugadores pedían algo más de variedad, pero Erangel mantuvo gran parte del interés después de la aparición de mapas como Miramar o Sanhok. Dado que Erangel salió antes de los nuevos cambios en las dinámicas de salto y movimiento, los desarrolladores tuvieron que adaptar el mapa al nuevo diseño de PUBG. Esto significó un rediseño completo, con más puestos avanzados, nuevas construcciones y un cambio en la orografía del terreno.

Finalmente, acabaron mejorando el mayor problema que ha tenido siempre el PUBG: su rendimiento. Aunque la cantidad de bugs que tenía el juego en sus inicios daban lugar a todo tipo de bromas, con el tiempo acabó exasperando a los jugadores. La campaña “Fix PUBG” de los desarrolladores, un proyecto a largo plazo que buscaba mejorar el rendimiento, sirvió para aumentar la estabilidad del juego y redujo mucho las caídas de framerates.

Esto ha sido más que suficiente para conseguir atraer de vuelta a los streamers. Megaestrellas como Shroud o el YouTuber Jackfrags han vuelv a PUBG, y ahora parece que merece la pena volver a jugar al PUBG.

Advertisement

Aunque parecía que PUBG iba a terminar desapareciendo, ha conseguido redimirse. No va a hacer sombra a Fortnite, pero sigue siendo uno de los mejores Battle Royale que hay.

Share This Story