Seguro que muchas veces te has preguntado por qué no te entra ese jersey que antes te valía. Puede que hayas engordado un poco, pero si no, la respuesta más probable es que haya encogido. ¿Pero por qué encoge nuestra ropa cuando la lavamos?

Lo más seguro es que la hayas lavado con agua demasiado caliente o te hayas pasado también con la temperatura en la secadora.

Las fibras de la ropa están hechas de polímeros. Estos polímeros tienen que ser tensados y estirados para poder fabricar esas fibras. Pero claro, el estado natural de las fibras es mucho más reducido. El calor hace que disminuya el estiramiento de los polímeros y provoca que las fibras se encojan.

Además, ciertos tejidos como la lana, tienden a compactarse y a enroscarse sobre sí mismos. Unido al calor y a los movimientos bruscos de la lavadora, se van produciendo cada vez más uniones y nudos, y la prenda, por tanto, encoge.

Las etiquetas son tu mejor aliado.
Imagen: Julio Cerezo

Advertisement

ÂżCĂłmo puedes evitar que esto suceda?

Lo mejor que puedes hacer es tratar de seguir las instrucciones que vienen en las etiquetas. FĂ­jate en detalles como el tipo de lavado o la temperatura del agua.

Pero si aún tienes dudas o no te apetece poner varias lavadoras, trata de usar agua fría y evita la secadora. Tus prendas mantendrán su tamaño mucho más tiempo.