Si estas buscando un smartphone de gama alta, uno que esté entre los mejores y más rápidos del mercado, tal vez quieras esperar un tiempo hasta la primera mitad de 2015. ¿Por qué? Qualcomm acaba de anunciar su próxima generación de procesadores de 64-bit, los procesadores Snapdragon 810 y 808, que prometen unas velocidades y rendimiento nunca vistos hasta ahora.

Esperar a comprar tecnología para tener lo último de lo último hoy en día es casi imposible. El ritmo de renovación es tan alto que muchas veces no tiene sentido. Sin embargo, si buscas un smartphone de gama alta y no lo necesitas urgentemente durante el próximo año, tiene sentido esperar para subirte a la próxima generación de procesadores que Qualcomm acaba de anunciar. Los primeros terminales con estos procesadores saldrán a la venta durante la primera mitad de 2015 y prometen convertir tu smartphone en una bala para navegar, ver vídeos o jugar.

Se trata de los Snapdragon 810 y 808, ambos de 64-bit, movimiento que dio primero Apple en el iPhone 5s y que hizo que el procesador A7 dejara a sus rivales en la estacada. Los nuevos procesadores de Qualcomm los veremos en smartphones Android de gama alta el año que viene y también en equipos Windows Phone.

Ambos están diseñados en tecnología de 20 nanómetros y serán más finos, pequeños y mucho más eficientes en términos de ahorro de batería. El 810 de ocho núcleos será el que veremos en la mayoría de equipos de gama alta: tendrá cuatro núcleos Cortex-A57 para tareas intensivas en recursos, y otros cuatro núcleos Cortex-A53 para el resto de funciones menos intensivas, con el objetivo de ahorrar batería. El 810 estará optimizado para grabar y reproducir vídeo en 4K (algo que comenzaremos a ver en casi todos los teléfonos franquicia) y tendrá además componentes específicos para agilizar el procesamiento de voz y de imágenes.

Advertisement

Este chip también procesará gráficos de forma mucho más rápida que la generación actual de procesadores. Contará con una nueva GPU Adreno 430 que promete hasta un 30% más de rapidez que la actual Adreno 420.

La conexión WiFi de los móviles con estos procesadores será también más rápida, ya que el Snapdragon 810 utilizará tecnología MIMO multi-usuario. Tendrá también soporte para Bluetooth 4.1 y USB 3.0.

En definitiva, un salto muy importante en rendimiento en smartphones respecto a la actual generación. Si estabas a punto de comprarte un móvil de gama alta, las velocidades y rendimiento que obtendrás son ya excepcionales. Pero si quieres lo mejor de lo mejor sin tener que volver a desembolsar un dineral al cabo de poco más de un año, plantéate espera a 2015.