Cuando acabas de ver un capítulo de la serie Black Mirror (salvo contadas excepciones) te invade cierta sensación de alivio. Piensas que, al menos, todavía no se ha llegado a ese futuro distópico donde la tecnología se vuelve aterradora. Con el siguiente anuncio de Ikea nos acercamos a un futuro inclasificable.

Detr√°s de esta genialidad se encuentra la agencia de publicidad Akestam Holst con sede en Estocolmo, quienes han querido ir m√°s all√° que ninguno en la √ļltima campa√Īa de publicidad de Ikea.

Advertisement

Bajo el lema dif√≠cil de superar, ‚Äúorinar en este anuncio puede cambiarte la vida‚ÄĚ, la promoci√≥n de Ikea busca que las mujeres se hagan la prueba de embarazo sobre una tira de la promo, de forma que si sale positivo minutos despu√©s, aparecer√° un descuento sobre la cuna.

Por cierto, para ello, Akestam Holst utilizó la típica prueba de embarazo como punto de partida, ampliando la técnica para adoptarla al formato físico de un anuncio impreso mediante el desarrollo de materiales de superficie activa para microfluidos y diagnósticos médicos.

Horst cuenta que ‚Äúla cuidadosa selecci√≥n de materiales, junto con un flujo capilar controlado, han sido cruciales para el √©xito de este proyecto‚ÄĚ. Dicho esto, es muy dif√≠cil que encuentres una noticia a lo largo del d√≠a que supere lo que acabas de leer. [Bloomberg]