Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Reino Unido cancela todos los vuelos de su mayor base aérea porque la pista principal se han derretido por el calor

La severa ola de calor que azota a Europa está teniendo consecuencias de largo alcance

By
We may earn a commission from links on this page.
La base Brize Norton es la más grande de todo Reino Unido.
La base Brize Norton es la más grande de todo Reino Unido.
Imagen: Dan Kitwood (Getty Images)

Como ha podido adelantar SkyNews, la base más grande de Real Royal Air Force británica, ha tenido que cesar todos los vuelos porque el intenso calor que asola Reino Unido ha provocado que se derrita la pista de despegue.

Europa se encuentra actualmente en medio de una terrible ola de calor, y la base Brize Norton de la Fuerza Aérea está sufriendo algunos de los efectos más severos de estas altas temperaturas. Este lunes se hizo pública la noticia de que la pista principal de la base se había derretido bajo el intenso calor que está afectando al país. Debido al contratiempo, la base Brize Norton tuvo que desviar sus vuelos a otros aeropuertos cercanos.

“Durante este período de temperaturas extremas, la seguridad de los vuelos sigue siendo nuestra principal prioridad, por lo que las aeronaves utilizarán aeródromos alternativos de acuerdo con un plan establecido desde hace tiempo. Esto significa que las operaciones de la RAF no sufrirán ningún impacto”, dijo un portavoz de la RAF a Gizmodo por correo electrónico.

Advertisement

La actual ola de calor europea está golpeando al Reino Unido con especial dureza. Según la BBC, hoy habrá máximas de 40 grados centígrados en Essex y en Londres, lo que lo convierte en el día más caluroso del año hasta el momento. La Oficina Meteorológica emitió un aviso por calor extremo para estos días y desde la organización avisan de que esta se trata de la primera alerta roja emitida en su historia. “El calor extremo que hemos pronosticado en estos momentos no tiene precedentes”, dijo Penny Endersby, directora ejecutiva de la Oficina Meteorológica. Desde la organización dicen que esta es la primera vez que pronostican temperaturas de 40 grados centígrados, y la temperatura máxima que ostentaba el récord anterior fue de 38,7 grados centígrados en 2019.

A medida que continúe el cambio climático, también se harán más frecuentes las olas de calor, cuyos efectos se exacerbarán en lugares que posiblemente no estén preparados para lidiar con temperaturas tan elevadas.