Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Roban a un museo una cámara hiperbárica de 4,5 toneladas que usó el cosmonauta ruso Yuri Gagarin

Ilustración para el artículo titulado

¿Cómo se roba una cámara de metal de cuatro toneladas y media? Con un camión y una frase: hola, somos restauradores y venimos a llevarnos esto.

Se conoce como SBK-48 y se cree que era la cámara hiperbárica donde se entrenaba Yuri Gagarin para el primer vuelo espacial de la historia. Había sido cedida por el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Gagarin e iba a formar parte de una exposición en el Museo del Espacio de Moscú. No llegó a hacerlo porque unos ladrones que se hicieron pasar por restauradores accedieron al almacén donde iba a ser restaurada, la subieron a un camión y se la llevaron de una pieza a principios de abril, según la prensa rusa.

Cita La Vanguardia:

“Vinieron diez hombres, se presentaron como restauradores, cargaron la cápsula en un camión, gritaron ‘Poyéjali!’ y se fueron”, dijo uno de los guardias [del almacén], recordando lo último que dijo Gagarin, que quiere decir “¡Vámonos!”, antes de realizar el primer viaje espacial, el 12 de abril de 1961. El guardia reconoció que “no se comprobaron sus identificaciones”.

Advertisement

La cámara mide 4 metros de largo por 2,5 de ancho y tiene una altura de 2 metros y medio. Se cree que la Unión Soviética la usaba para preparar a sus primeros cosmonautas en la década de los 60. Por un lado, servía para acostumbrarlos a los cambios de presión atmosférica; por otro, se usaba para comprobar su fortaleza psicológica: al fin y al cabo, era un espacio presurizado e insonorizado, como el habitáculo de las cápsulas espaciales.

Un hombre ha sido detenido por el robo de la SBK-48, pero es probable que no actuara solo. Mientras tanto, los visitantes del Museo del Espacio de Moscú se han quedado sin la posibilidad de ver de cerca una rudimentaria cámara hiperbárica donde los primeros conquistadores del espacio, como Gagarin, German Titov y Gueorgui Grechko, pasaron mucho tiempo solos.

[La Vanguardia]

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our `newsletter`