"Los próximos smartphones Galaxy abrirán a los usuarios un nuevo mundo de posibilidades inalámbricas". La frase es el colofón a un artículo de Samsung en el que pasa revista al actual estado de los sistemas de carga inalámbrica. No lo han confirmado oficialmente, pero casi. Lo más probable es que el Galaxy S6 se cargue sin cables.

No es el primer smartphone de la coreana en integrar un sistema de carga de este tipo, pero el sistema de carga del Galaxy S6 probablemente sea el definitivo no solo para la compa√Ī√≠a, sino para el mercado de smartphones. La raz√≥n es que la apuesta de Samsung en este sentido tiene un matiz importante: universalidad.

En la actualidad conviven tres plataformas que tratan de imponer su propio est√°ndar carga por inducci√≥n: el sistema Qi del Wireless Power Consortium (WPC), la plataforma de la Power Matters Alliance (PMA) y el de la Alliance for Wireless Power (A4WP). Estos dos √ļltimos se han unido en un frente com√ļn en enero de este mismo a√Īo.

Samsung participa en las tres iniciativas, pero ha decidido no quedarse cruzado de brazos esperando a que se imponga uno de los sistemas. En cuanto han salido los primeros chips compatibles con los tres sistemas, Samsung los ha integrado en su línea de smartphones. El primer ejemplo de estos chips podría llegar en el S6 dentro de unos días. [vía Samsung]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)