Mientras Lenovo planea el regreso del mítico Motorola Razr en una nueva versión con pantalla flexible, Samsung estaría trabajando en su propio teléfono de tipo concha, según la prensa surcoreana. A diferencia del Galaxy Fold, el nuevo plegable tendría un diseño de barra y se doblaría sobre su eje horizontal.

La idea no es reciente. Samsung patentó hace varios años un diseño similar:

De una patente de 2016.
De una patente de 2018.

El fabricante parece querer recuperar el formato “flip phone”, que tantos éxitos cosechó en el pasado, con la ventaja de los nuevos paneles OLED flexibles. Este supuesto plegable tendría una gran pantalla de 6,7 pulgadas, pero cabría en cualquier bolso después de doblarse por la mitad. Una vez doblada, la pantalla estaría protegida contra los arañazos de una llave o cualquier material abrasivo.

De acuerdo con la prensa surcoreana, Samsung empezaría a producir este nuevo formato de pantalla durante el mes de noviembre, lo que significa que el sucesor del Galaxy Fold podría ponerse a la venta en la primera mitad de 2020.

Advertisement

2020 apunta a ser el año del regreso de los teléfonos de tipo concha: si bien lo de Samsung y Lenovo son solo filtraciones y patentes, el fabricante de pantallas Sharp presentó hace unos meses un prototipo muy real de un concepto idéntico: un teléfono plegable de 6,2 pulgadas que se dobla sobre su eje horizontal.