Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Samsung Galaxy Buds Live, análisis: por fin alguien vuelve a atreverse a innovar con unos auriculares

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Sam Rutherford

Hay cuatro —terribles— palabras que a todos los que estamos en el “mundillo” tecnológico nos repiten continuamente amigos, familiares y conocidos: “¿qué móvil me recomiendas?”. Cuando las escucho, un escalofrío me recorre la espalda de punta a punta. Comienzo a enumerar mentalmente los 124.912 teléfonos que han presentado Xiaomi ese año, trato de imaginarme cuáles serán las habilidades fotográficas del interfecto y comienzo a preparar mi interminable argumentario a favor de tal o cual teléfono.

Advertisement

Pues bien, si hay algo que me estremezca más que lo anterior, es esa misma pregunta, pero cambiando la palabra “móvil” por la palabra “auriculares”. Y es que a pesar de que hay un mercado cada vez más colapsado de marcas y modelos, pocas consiguen salirse de los mismos diseños manidos y repetidos hasta la saciedad, así que es inevitable vivir con una sensación de déjà vu constante cada vez que vemos un modelo nuevo de auriculares. Sin embargo, esto no es lo que me ha ocurrido al probar los Galaxy Buds Live que Samsung presentó el pasado mes. Estos auriculares no son perfectos, pero son un soplo de aire fresco en una categoría necesitada de algo así. Una vez dicho esto y tras haberos explicado mis filias y fobias, vayamos con el análisis.

Advertisement

Los auriculares con forma de... ¿alubia?

Es imposible no arrancar la review comentando la curiosa forma de estos auriculares. Sí, no es cosa de las fotos: sin lugar a dudas tienen forma de alubia. Aunque lo primero que pensé nada más verlos en los primeros renders filtrados fue “quién será capaz de ponerse algo así”, tengo que reconocer que ahora no me disgusta para nada su estética, aunque la versión en negro me parece notablemente más bonita que las otras dos.

Advertisement

La estructura de los cascos es rígida salvo por una pequeña aleta de goma que hay en la parte superior interna. Si quieres, tienes la opción de cambiarla por otra más pequeña para que se ajuste mejor. Hasta ahí las opciones de personalización disponibles.

undefined
Los auriculares tienen una pieza de goma en la parte superior que puedes cambiar por otra más pequeña para un mejor ajuste.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Como no tienen una punta de silicona que se introduzca en la oreja, me esperaba que estos auriculares bailasen de forma ostensible al moverme o me hiciesen algo de daño al ajustármelos, pero nada más lejos de la realidad: los auriculares aguantaron en su sitio a pesar de realizar sacudidas bruscas y de hacer ejercicio con ellos puestos, aunque de vez en cuando se antoja necesario volver a colocarlos correctamente. Sin embargo, nunca tuve la sensación de que fuese a perder uno sin darme cuenta. Si lo único que te preocupa es que no se muevan ni un milímetro cuando haces ejercicio quizás tengas que probar otro tipo de auricular.

Lamentablemente, la forma de los Buds Live —igual que ocurre con la de otros muchos auriculares de estructura fija— no está hecha para todas las orejas, y algunos de las personas a los que se los di a probar no estuvieron del todo cómodas con ellos. Lo bueno es que, si ese no es tu caso, ni notarás que los llevas puestos. Samsung ha reducido al máximo su peso (5,6 gramos) y eso hace que —si la forma de tu oreja lo permite— puedas pasarte horas con ellos sin apenas darte cuenta de que están ahí.

Advertisement

Hay que reconocer que los controles táctiles que tienen los Buds Live son bastante decentes, aunque eso no significa que sean infalibles. La parte táctil se encuentra en la parte superior de los auriculares y es posible accionarla por error al colocarlos en su sitio, por eso, si los utilizas para hacer ejercicio es posible que acabes parando la reproducción sin querer, aunque en condiciones normales esto no suele ocurrir. El hecho de que Samsung haya simplificado los controles también ayuda. Con un toque podrás parar o continuar la reproducción, con dos pasar de canción y con tres ir a la pista anterior. Lo mejor de todo es que también tenemos un comando de pulsación larga que podemos configurar a nuestro antojo con opciones como activar la cancelación activa de ruido o manejar el volumen.

undefined
Los cascos solo tienen resistencia IPX2 contra el agua, así que evita acercarlos a entornos muy húmedos.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Sonido sorprendente, pero cancelación de ruido la justa

Samsung ya demostró con los Galaxy Buds que sabía diseñar unos buenos auriculares inalámbricos. Gran parte de la culpa la tiene AKG, que ha quedado al cargo de la parte sonora y logrado un gran trabajo con esos drivers de 12 milímetros.

Advertisement

El resultado en general resulta bastante sorprendente. La línea de bajos es potente, pero Samsung ha evitado caer en el mal vicio que tienen muchos fabricantes de auriculares de subirlos demasiado y que al final se pierdan ciertos matices de las canciones o se empasten los sonidos. Con títulos como Territory de The Blaze los bajos retumban con fuerza, pero también se escuchan bien en canciones más sutiles, como la línea del bajo de Only Love, de Ben Howard. También consiguen sacar bastantes detalles de los agudos, como las diferentes líneas de trompetas que puedes escuchar en Wonderful World, de Otis Reading, aunque en otras canciones, como en Dream a Little dream of me de Ella Fizgerald, los agudos tienen algo menos de recorrido.

Aquí va un aviso que, aunque pueda sonar obvio, es bastante importante: es imprescindible colocarte correctamente los auriculares para que suenen bien. Esto te puede parecer una burda obviedad, pero ajustar estos auriculares en su sitio tiene truco. Al introducirte la punta inferior tienes que hacer un pequeño giro para centrarla correctamente. Si no lo haces es posible que escuches el sonido mucho más plano o que directamente el auricular no se ponga a funcionar. Incluso Samsung ha preparado una guía sobre cómo hay que colocarlos correctamente.

Advertisement

La cancelación activa de ruido, por otro lado, no nos deja con tan buen sabor de boca como el sonido de estos auriculares. Si encendemos y apagamos esta opción podemos comprobar que algo de ruido quita, pero debido al diseño físico de los Buds Live, la oreja se encuentra muy poco aislada del ruido del exterior, así que al final la cancelación de ruido activa de Samsung tampoco puede conseguir maravillas. En este apartado, parece que Samsung todavía tiene algunas cosas que copiarle a Sony.

undefined
El estuche de carga tiene unas dimensiones y un peso bastante manejables.
Imagen: Julio Cerezo
Advertisement

Los extras

La conectividad es otro de los puntos fuertes de estos auriculares. Tan pronto como los sacas de la caja se conectan al teléfono y tan pronto como los despegas de tus orejas se detiene la reproducción. Son compatibles con Bluetooth 5, SBC y, si los tienes conectados a un dispositivo de la marca coreana, también con el Samsung Scalable Codec, que ayudará a que la transferencia de datos funcione de forma constante para que no dejes de escuchar el audio cuando la conexión bluetooth sea peor.

Advertisement

La app Galaxy Wearable—que necesitaremos para poder conectar los auriculares a nuestro móvil— nos permite ecualizar el sonido con 6 modos predefinidos, pero también incluye un par de funciones interesantes. La primera de ellas es una opción para buscar nuestros cascos. Si la activamos, comenzará a emitirse un pitido a través de ellos que nos ayudará a localizarlos. La segunda es que podemos activar un comando para que Bixby, el asistente virtual de Samsung, se activo con nuestra voz. Sería mucho más interesante si pudiésemos configurarlo para utilizar otros asistentes inteligentes (porque seamos sinceros, nadie usa Bixby), pero Samsung no parece muy por la labor.

Respecto a su autonomía hay poco que podamos echarles en cara. Aguantan un poco más de 6 horas de reproducción con una sola carga, y si desactivas la cancelación activa de ruido es posible pasar de las 7. El estuche es capaz de sumarle algo más de dos cargas enteras a los auriculares, por lo que en total se queda alrededor de las 20. Además, tienen carga rápida (e inalámbrica) por lo que basta con enchufarlos unos 10 minutos para tener unas dos horas de reproducción aseguradas.

Advertisement
undefined
El imán que sujeta los cascos podría ser algo más potente, pero tampoco esto es ningún drama.
Imagen: Julio Cerezo

Conclusiones

He de reconocer que tenía muchos prejuicios contra los Galaxy Buds Live, pero Samsung me los ha ido quitando uno por uno. Esto no implica que estemos ante ante unos auriculares perfectos. Si buscas la mejor cancelación de ruido del mercado o unos cascos con los que hacer ejercicio intenso, probablemente tengas que probar suerte en otro lado. Pero hay que reconocer que Samsung se ha arriesgado y ha conseguido juntar un buen sonido con un rendimiento más que sobresaliente.

Advertisement

Es difícil hacer una recomendación categórica sobre si son o no una buena compra. Si estás dudando entre los Galaxy Buds Live y los AirPods creo que apostaría sin dudarlo por los de Samsung. Tienen más autonomía, vienen con un estuche de carga inalámbrico (que en el caso de Apple tendrás que pagar aparte) y aguantarán mucho más tiempo agarrados a tu oreja antes de caerse. Si el diseño exterior te importa un poco menos, quizás debas apostar por los Sony WF1000XM3. Sobresaldrán notablemente de tus orejas, pero a cambio tendrás la posiblemente sea la mejor reducción activa de ruido que hay en el mercado ahora mismo. Y, en caso de que tu presupuesto sea algo más justo, posiblemente tu mejor opción sean los Galaxy Buds+. Podrás seguir disfrutando de un excelente sonido, tendrás las mismas opciones de ecualización y además se ajustarán mucho mejor a tu oreja. Y todo eso a un precio mucho más reducido (hasta 104 euros).

En resumen

  • Los Galaxy Buds Live funcionan tanto en Android como en iOS.
  • Su forma no es apta para todas las orejas. Si encajan bien en las tuyas los amarás, si no...
  • Su batería puede durar hasta 8 horas si desactivamos la cancelación activa de ruido y unas 22 con su estuche de carga inalámbrico.
  • Debido a la forma que tienen la oreja no queda completamente aislada, así que no esperes gran cosa de la cancelación activa de ruido.

Share This Story

Get our newsletter