Samsung recibió ayer duras críticas por utilizar un sistema en su Galaxy Note 3 que lo hace parecer más rápido de lo que es en los benchmark de rendimiento. No es la primera vez que lo hace, pero tampoco es el único. Según AnandTech, casi todos los fabricantes recurren a sistemas similares. Solo Apple y Motorola se libran.

Puedes ver el análisis completo aquí, la tabla de arriba es solo un extracto. Tras meses de análisis, AnandTech concluye que prácticamente todos los fabricantes de smartphones recurren a un pequeño módulo de optimización de la CPU que detecta cuándo se realiza un benchmark sobre el móvil y, digamos, activa el "turbo". No solo lo hace Samsung, también HTC, LG o Asus. Solo parecen librarse de momento Apple y Motorola.

¿Se trata de un engaño? Como decíamos ayer, sí y no. No lo es en el sentido estricto de la palabra porque en el fondo lo que hacen los fabricantes con esta modificación de la CPU es mostrar el rendimiento teórico al que podría llegar el equipo. Sin embargo, sí lo es porque lo hacen solo con el objetivo de salir favorecidos en los benchmark. No todo vale. [vía Anandtech]