A veces, los estudios de desarrollo de videojuegos tienen estrictas medidas de seguridad. Otras veces, permiten que cualquiera se cuele en sus oficinas, les robe el almuerzo y descubra juegos que aún no se han anunciado.

Buen ejemplo de ello es Digital Extremes, el estudio canadiense responsable de Warframe (sobre estas líneas). Ayer, un usuario que se hace llamar UndercoverLegend explicaba como se coló limpiamente en las oficinas de Digital Extremes, almorzó en sus instalaciones, y entablo una animada charla con otros empleados que le revelaron que el estudio está trabajando en un juego de cartas llamado Keystone.

Los moderadores de Reddit han borrado el hilo, pero hemos podido confirmar independientemente que la historia es cierta. Así lo explicaba UndercoverLegend:

Un poco de contexto: Soy seguidor de Digital Extremes desde hace años. Sabía que tenían la sede en London, Ontario (Canadá) pero no sabía exactamente dónde. Han logrado permanecer ocultos durante años, pero les encontré. Están en una esquina de (Editado por seguridad) cerca de Citi Plaza. ¿Cómo los encontré? Resulta que si subes suficientes pisos cerca puedes ver sus oficinas con una estatua de Tenno y hasta el estudio desde donde suelen hacer los streamings de desarrollo. Las puertas de acceso tienen sensores de huellas dactilares, pero simplemente me colé detrás de un tipo con tatuajes después de que abriera una. No me hizo ninguna pregunta. Llevaba mi camiseta del Dr. Who e hice lo que pude para mezclarme con el ambiente.

Nadie me preguntó si trabajaba allí. Simplemente me senté en alguna silla y deambulé de aquí para allá. A las 12:01, una mujer avisó de que el almuerzo estaba listo y me puse en la cola con los demás. Había una pila de platos y simplemente te servías la comida estilo Buffet. Me senté a disfrutar del almuerzo y me puse a hablar con algunos de los que estaban allí. Me dijeron que estaban trabajando en un nuevo juego llamado Keystone, que era como una mezcla entre acción en primera persona y juego de cartas (estilo Magic the Gathering quizá), pero no me explicaron mucho más. La sala de reuniones tiene figuras y peluches por todas partes. También había un montón de consolas PS4 y Xbox One sin nadie que las vigilara. No había guardias de seguridad y nadie se preocupó en preguntarme quién era. Simplemente asumieron que trabaja allí y me contaron los proyectos en los que trabajaban. A las seis de la tarde la gente se empezó a marchar, así que les seguí hacia la salida. Un tipo me dijo: “Nos vemos mañana” y asentí con la cabeza.

En resumen: Digital Extremes tiene una seguridad muy deficiente, una comida estupenda, y Keystone.

Este post ha aparecido originalmente en nuestro blog hermano Kotaku (en inglés).

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)