Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si sigues vivo en 2083, podrás ver una gran explosión en el cielo nocturno

1.7K
17
Save
Canopus, la segunda estrella más brillante del cielo nocturno. V Sagittae podría verse así
Foto: NASA

Los astrónomos predicen que un par de estrellas de nuestra galaxia colisionarán a finales de siglo, produciendo una gran explosión que se convertirá temporalmente en uno de los objetos más brillantes del cielo nocturno. No saben exactamente cuándo sucederá, pero estiman que será alrededor de 2083.

V Sagittae es una pareja de estrellas débiles a 1100 años luz de distancia en la constelación de Sagitta. El sistema se ha aumentado su brillo regularmente desde 1890, lo que sugiere que las estrellas se están acercando entre sí a medida que una pierde materia con la otra. Investigadores de la Universidad Estatal de Louisiana realizaron un nuevo conjunto de cálculos, fechando el momento en que las estrellas colisionarán y producirán una explosión visible desde la Tierra: 2083, con un margen de error de 16 años.

Advertisement

“Durante unas semanas, será el objeto estelar más brillante en el cielo”, dijo a Gizmodo Juhan Frank, uno de los autores del estudio y profesor de LSU. “Incluso podría brillar más que Venus, aunque esas predicciones son inciertas”.

V Sagittae es una variable cataclísmica, un sistema que contiene una estrella normal que orbita y derrama materia sobre un denso cuerpo estelar llamado enana blanca. Aunque este objeto es tenue cuando se ve desde la Tierra, es uno de los más brillantes de su tipo. Típicamente, la enana blanca es el objeto más pesado de la pareja, pero en este caso, la estrella normal es más pesada.

El equipo revisó las observaciones de la estrella desde 1890 y dos bases de datos independientes mostraron que el objeto se ha vuelto 10 veces más brillante desde entonces. Incluyeron esta información en un modelo matemático, que predijo que la estrella depositaría una cantidad cada vez mayor de material sobre la enana blanca, lo que con el tiempo la haría girar en espiral y liberar una enorme cantidad de energía que la haría brillar durante semanas. Luego se atenuará convirtiéndose en otro objeto, que Frank supuso que sería una estrella gigante roja, aunque no puede decirlo con certeza. Los investigadores presentaron su trabajo en la 235ª reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Honolulu, Hawaii.

Aun así, esto es una predicción basada en la suposición de que el comportamiento visto en los últimos 120 años es la representación correcta de la evolución del sistema binario y que no sucederá nada extraño. Las predicciones pueden estar equivocadas. De hecho, los científicos ya han puesto en duda una predicción similar para 2022 de una nova potencialmente visible desde la Tierra.

Advertisement

Pero los investigadores a los que pedimos que revisaran los cálculos encontraron que son totalmente plausibles. “V Sagittae ha estado mucho tiempo registrado como un sistema variable cataclísmico único, con una estrella compañera mucho más masiva y un brillo de enana blanca mucho mayor”, dijo a Gizmodo Larry Molnar, profesor de la Universidad de Calvin. “El grupo de LSU ha cogido estas propiedades únicas, ha agregado una nueva pieza al rompecabezas (el brillo durante el siglo pasado) y ha sacado la única conclusión consistente con todo lo que sabemos (que debería haber un estallido masivo hacia final del siglo)”.

Michael Shara, profesor de astrofísica en el Museo Americano de Historia Natural, considera que el estudio es razonable, pero cree que el margen de error (que la colisión ocurrirá en un plazo de 16 años antes o después de la fecha estimada) probablemente es demasiado pequeño y señaló que el modelo ignora algunos efectos potenciales. Por ejemplo, es posible que la enana blanca que se vuelva más brillante y altere a su vez la velocidad con la que se come la masa de la otra estrella. Aun así, dijo a Gizmodo en un correo electrónico: “La capacidad de predecir tal evento, décadas antes, habla del poder de la física relativamente simple y elegante”.

Advertisement

El equipo de LSU espera que otros astrónomos pongan en duda su trabajo, pero si continúa aguantando, podemos esperar un espectáculo real que muchos lectores de Gizmodo verán con vida. Crucemos los dedos (y que contaminación lumínica no haya ahogado por completo nuestra visión del cosmos).

Share This Story

Get our newsletter