Flickr ha cambiado de manos y eso significa que hay nuevas reglas. Es el momento de hacer una copia de seguridad de todas esas fotos que asumiste que siempre estarĂ­an allĂ­.

Flickr fue adquirida por SmugMug en abril y era inevitable que llegaran cambios. El día 5 de febrero de 2019, la compañía realizarå una purga masiva de fotos antiguas. SmugMug anunció que las cuentas gratuitas se limitarån a un total de 1000 fotos para que los usuarios consideren migrar al servicio mejorado Flickr Pro, que cuesta $50 al año.

Enfadarse con SmugMug es una pérdida de tiempo y no hay tiempo que perder. Si tienes 10 millones de fotos de tu época universitaria en esa cuenta de Flickr que abandonaste hace unos cuatro años, intenta recordar la contraseña. El 8 de enero de 2019, los usuarios de cuentas gratuitas que tengan mås de 1000 fotos o vídeos ya no podrån cargar nuevas fotos. El 5 de febrero, la compañía comenzarå a eliminar activamente esas fotos, empezando por la mås antigua hasta que la cuenta quede por debajo del límite.

Las redes sociales como Facebook ofrecen almacenamiento gratuito, Instagram ofrece una mejor forma de compartir y los proveedores de almacenamiento en la nube como Apple ofrecen opciones mås asequibles. Flickr ya no cumple un propósito claro. En su comunicado de prensa, la compañía escribió:

Desafortunadamente, los servicios “gratuitos” rara vez son realmente gratuitos para los usuarios. Los usuarios pagan con sus datos o con su tiempo. Nosotros preferimos un acuerdo más transparente.

Desde el principio, Flickr ha sido un proyecto de creaciĂłn colectivo. Sin vosotros, nuestra comunidad, serĂ­amos solo un marco de fotos vacĂ­o, no mĂĄs que una plantilla y una direcciĂłn web. Necesitamos la ayuda de la comunidad para hacer de Flickr sea una comunidad sostenible y prĂłspera de nuevo.

Advertisement

En otras palabras, Flickr sabe que se encuentra en un lugar difĂ­cil y espera apelar a la naturaleza de sus usuarios. El mensaje es: no somos una empresa basura como Facebook. Los clientes de pago obtienen una experiencia sin publicidad, subidas ilimitadas de fotos a resoluciĂłn completa, un aumento de los lĂ­mites de vĂ­deo de tres a diez minutos y un montĂłn de descuentos de socios como Adobe. Ah, y el requisito de tener una direcciĂłn de correo electrĂłnico de Yahoo ahora estĂĄ tan muerto como Yahoo.

Si todo esto te parece bien, puedes obtener un descuento del 30% para la suscripciĂłn anual hasta el 30 de noviembre. Si no, haz una copia de seguridad.

[Flickr]