Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Sí, yo también pensaba que el aire de mi casa estaba limpio hasta que probé un purificador

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

La calidad del aire que respiramos se está convirtiendo en un motivo de preocupación cada vez mayor, pero de ahí a comprar un purificador de aire hay un trecho. Si alguna vez te has preguntado cómo funcionan estos aparatos y si realmente merecen la pena te contaré mi experiencia con el Mi Air Purifier 3H.

Advertisement

El Mi Air Purifier 3H es el purificador de aire doméstico más reciente de Xiaomi, y tiene la ventaja de tener un precio bastante razonable (142 euros ahora mismo en Amazon) comparado con los equivalentes de otras marcas conocidas como Philips, Honeywell o Dyson, que fácilmente superan los 300 euros.

Advertisement

Vivo en un pueblo a 30 kilómetros de la autopista más cercana y sin industria pesada en las inmediaciones. En otras palabras, lo más contaminante que puedo tener cerca de casa es el polen proveniente de los bosques y de hectáreas y hectáreas de trigo y cebada (que no es poco). Pese a todo, acepté probar el Mi Air Purifier 3H por pura y simple curiosidad. Tras varias semanas usándolo he aprendido dos cosas: la primera es que el aire que respiramos no es tan limpio como creemos. La segunda es que un purificador tiene más utilidad de la que parece bajo esa idea tan difusa de limpiar el aire. Pero antes de nada vayamos con una rápida descripción de funciones. Puedes seguir leyendo, o ver nuestro análisis en vídeo más abajo.

Físicamente, el Mi Air Piurifier 3H es un monolito blanco de 52 cm de alto bastante más ligero de lo que parece (4,8 kilos). Es una suerte, porque no tiene ruedas y acabarás moviéndolo mucho más de lo que crees.

Advertisement

El funcionamiento no puede ser más sencillo. El aire entra por las rejillas de los laterales y pasa por un filtro cilíndrico de grandes dimensiones para salir por un gran ventilador en su parte superior. No está pensado por tanto para que le pongas nada encima. Todos lo controles se reducen a un solo botón oculto bajo una pantalla OLED en la parte frontal. Si pulsas el botón un par de segundos, la unidad se enciende. Una vez activado, el Mi 3H muestra varias métricas interesantes como la humedad del aire o la temperatura, pero la más importante de estas cifras es la grande de tres dígitos porque es la que mide la calidad del aire.

Advertisement

La cifra indica el número de partículas PM2.5 del aire. O sea, las partículas de menos de 2,5 micras que hay flotando. Si has leído algo sobre calidad del aire sabrás que estas partículas ultrafinas son las responsables de no pocas enfermedades respiratorias, cardiovasculares y hasta cáncer. La Organización Mundial de la Salud estima que estas pequeñas cabronas están implicadas en la friolera de 4,2 millones de muertes prematuras al año.

La cifra que ves en la pantalla está expresada en microgramos de estas partículas por cada metro cúbico de aire. Cuanto más baja sea esta cifra, más limpio estará el aire que respiras. La cuestión es ¿Por debajo de qué cifra se considera que el aire está limpio? La respuesta, de nuevo, la tiene la OMS. Según su página internacional sobre estándares de calidad del aire, se supone que deberíamos respirar menos de 10 microgramos de PM2.5 de media al año, o menos de 25 microgramos de esas partículas en un plazo de 24 horas. Normalmente, y si el aire de la casa está bien, el indicador de calidad del aire apenas muestra uno o dos microgramos.

Advertisement

¿Cómo sabe el dispositivo si el aire está sucio? Pues porque tiene un sensor láser en su parte trasera que mide precisamente eso. No te preocupes. El láser no es dañino y de hecho ni siquiera es visible al ojo humano. Eso sí, si lo pegas mucho a una pared probablemente no funcione bien.

Usando el Mi Air Purifier 3H

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

Lo normal es dejar el dispositivo en modo automático. En ese modo solo encenderá el ventilador cuando lo crea necesario. De todos modos es increíblemente silencioso. Hay que acercarse mucho al ventilador para oír algo, y su volumen máximo, si lo ponemos a toda potencia, emite solo 64 decibelios. Ojalá pudiera decir lo mismo de los sonoros pitidos que suenan cada vez que pulsas cualquier botón. Son realmente molestos y no he encontrado manera de desactivarlos salvo usando la app..

El Mi Air Purifier 3H es compatible con Google Assistant. Para configurarlo basta con conectar el purificador a la wifi de casa mediante la aplicación Xiaomi Home. Desde la app se puede comprobar la información de la pantalla, el estado del filtro, cambiar de modo o programar diferentes horas de encendido y apagado.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

¿Qué ocurre cuando enciendes el Mi 3H en tu hogar? Absolutamente nada. Hay que esperar un tiempo para darse cuenta de sus efectos. Al día siguiente de dejar el Mi 3H funcionando en una habitación entras en ella y descubres que el aire... ¿huele bien? La sensación es difícil de describir. Es como cuando dejas la ventana abierta en un lugar de montaña y la habitación se llena de ese aire dulce y fresco que da gusto respirar. Probablemente lo notes aún más si vives en una gran ciudad especialmente contaminada.

Advertisement

En las semanas que he probado el purificador lo he rotado de habitación en habitación con idénticos resultados. Lo dejas unas horas trabajando en una estancia y no solo tienes la misma sensación que si hubieras ventilado. Además han desaparecido los malos olores.

Un asado dipersa más de 30 microgramos de partículas nocivas al aire. El Mi Air Purifier 3H es el absorbeolores definitivo.
Un asado dipersa más de 30 microgramos de partículas nocivas al aire. El Mi Air Purifier 3H es el absorbeolores definitivo.
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

Sí, también lo he probado en el baño después de ciertas actividades especialmente malolientes, y en la cocina. En este último caso puse un pollo al horno y, cuando terminó de cocinarse, dejé el purificador funcionando. Al cabo de un par de horas la cocina no olía a comida en absoluto. Sin embargo, el salón contiguo, donde el purificador no estuvo trabajando, seguía apestando como un asador un sábado a mediodía. El ventilador del dispositivo mueve un caudal de 380 metros cúbicos de aire por hora. Dicho de otro modo. Puede mantener impoluto el aire de una habitación de hasta 45 metros cuadrados. Esta es la mayor diferencia con la anterior generación del Mi Air Purifier (el 2H). El 3H añade 8 metros cuadrados de capacidad.

Otro efecto interesante del purificador es que, si lo dejas unos días trabajando en una habitación, de repente esa habitación acumula mucho menos polvo. Tiene sentido. Según Xiaomi, el filtro del Mi Air Purifier 3H es una HEPA de nivel 13 capaz de retener el 99,97% de no solo partículas PM2.5, sino también de polén, polvo, humo de cigarrillos, bacterias y hasta virus. Lo que nos lleva a una pregunta importante: ¿Protege el Mi Air Purifier 3H del coronavirus?

Advertisement

La respuesta es complicada. Según el fabricante, el filtro atrapa partículas tan pequeñas como o,1 micras. El virus SARS-CoV-2 mide 0,12 micras (120 nanómetros). Eso querría decir que, en teoría, sí que podría filtrar partículas de covid-19 en el aire. En la práctica, sin embargo, yo no me arriesgaría a dejar mi salud en manos solo del purificador. El Mi 3H tarda cierto tiempo en limpiar el aire de una habitación. En ese tiempo podemos estar igualmente expuestos a partículas contaminantes si hablamos a poca distancia con una persona enferma sin mascarilla. Mantener un dispositivo como este funcionando sin duda ayuda, pero yo no renunciaría a mantener la distancia y usar mascarilla.

Advertisement

Cerramos este análisis hablando de consumo. En modo automático, el Mi Air Purifier 3H consume 38 vatios de electricidad. Es complicado saber cómo influye eso en la factura de la luz de cada cual, pero no es una cifra para nada exagerada. Cada filtro dura entre seis meses y un año, y cuesta alrededor de 32 euros. El purificador en sí se puede encontrar por 140.

En resumen

Probablemente en mi caso concreto un purificador no sea tan necesario. Sin embargo, es una valiosa ayuda para mantener el aire limpio si vives en una ciudad grande o eres de los que sufren de alergias y problemas respiratorios. El precio no es para nada caro, y tu nariz probablemente te lo agradezca cuando llegue la primavera. Si eres fumador también ayudará a que tu casa no huela como un cenicero, aunque en este caso hay un remedio mucho más barato para el mal olor... dejar el vicio.

Advertisement
  • Se come las partículas PM2.5 que son la parte más nociva de la contaminación.
  • Más util de lo que parece. No solo limpia el aire. Además mantiene la casa libre de polvo y malos olores.
  • Insultántemente sencillo de usar y muy silencioso.
  • El filtro HEPA absorbe partículas tan pequeñas como el coronavirus, pero yo no me arriesgaría a confiar en él por encima de una mascarilla.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter