Solo es una historia de Star Wars épica y llena de acción

Todas las imágenes: Disney

Llena de mucha acción y emoción, Solo: A Star Wars Story sorprenderá a mucha gente. A pesar de su problemática producción, la película terminó siendo increíblemente divertida y graciosa, protagonizada por buenos personajes, grandes actuaciones y una gran variedad de referencias al universo de Star Wars para deleitar tanto a los fanáticos como a los que apenas han comenzado a conocer la saga.

Advertisement

La película sigue al joven Han Solo (Alden Ehrenreich), atrapado en su planeta natal, Crellia, y desesperado por escapar de allí y explorar la galaxia. Pronto se une a un contrabandista llamado Beckett (Woody Harrelson) para llevar a cabo un robo, el cual inicia una reacción en cadena de sucesos que lo llevan a conocer a Chewbacca (Joonas Suotamo), Lando Calrissian (Donald Glover), el Halcón Milenario y, con el tiempo, lo llevarán a convertirse en el Han Solo que vimos en Star Wars: A New Hope.

La clave de esto es “con el tiempo”. Toda la película se basa en la interpretación de Ehrenreich de un Han mucho más joven y todavía en desarrollo, y me contenta decir que lo hace genial. Su interpretación muestra un gran equilibrio entre un chico que por fin explora la galaxia, las luchas internas y complejas de Han y el conocimiento de que su personaje evolucionará hasta convertirse en la versión de Harrison Ford de 1977. Para lograrlo, Ehrenreich presenta una versión de Han que se siente comedida y comienza un poco inestable. Lo haya hecho a propósito o no, funciona, gracias a que él va creciendo al mismo tiempo que el personaje. Hay momentos en los que Ehrenreich es irreconocible como Han Solo, en otros momentos pareciera que es la encarnación viva de Harrison Ford. Es una interpretación sorprendente y un poco agitada, que te gana rápidamente y mejora cada vez más con el transcurso de la película.

Alden Ehrenreich es genial como Han en Solo.

El resto de Solo sigue la misma fórmula. Las cosas comienzan muy rápido, con una escena de acción en la que Han es perseguido por las calles. Después recibimos un montón de información sobre su educación y crecimiento, su planeta natal, su vida amorosa y mucho más antes de pasar a lo siguiente. Es un poco desconcertante, pero poco después la película se consolida.

Advertisement

Ayuda mucho que Solo sea algo más que solo Han. Afortunadamente los guionistas, Jon y Lawrence Kasdan, además del director Ron Howard, se aseguraron que la película fuera más profunda que simplemente el personaje principal. Además de Han, cada uno de los personajes clave cuenta con una base emocional importante. Hay un motivo para que todos estén allí. Para algunos es amor, para otros es libertad, pero todos tienen motivaciones fuertes y comprensibles que de algún modo los hace existir más allá de lo que vemos en la pantalla. Los personajes secundarios de Solo le dan a la película una verdadera emoción, lo que hace que las secuencias de acción sean más intensas y emocionantes.

Qi’ra y Han se conocen desde hace mucho tiempo.
Advertisement

Aparte de Chewbacca, pro supuesto, los personajes más importantes del viaje de Han son Beckett y Qi’ra, interpretada por Emilia Clarke. Qi’ra creció con Han y aunque solo podemos ver un poco de eso, la película deja claro que su relación es tan antigua como compleja. Beckett, por otro lado, es básicamente todo lo que Han quiere ser: un contrabandista pistolero y atrevido con una tripulación que lo respeta. Dado que la historia de Han se desarrolla entre esos dos personajes, prácticamente son un demonio y un ángel sobre sus hombros, moldeándolo lentamente entre esa mezcla de héroe y sinvergüenza en la que se convertirá en el futuro. En cuanto a Chewie, su floreciente amistad es el corazón de la película. Antes de que Han conoce a su amigo Wookie la película no se siente... bien. Es después de que el par se une que comenzamos a sentir ese humor y tono de Star Wars que tanto conocemos.

Por supuesto, también tenemos a Lando. Al entrar a la sala de cine todo el mundo parecía querer hablar de una sola cosa, la interpretación de Donald Glover del icónico personaje de Billy Dee Williams, y afortunadamente no decepciona. Es evidente que Glover disfruta dar vida a Lando, siempre se le nota confiado y lleno de humor. Su papel no es tan grande como podríamos esperar, pero es muy importante, especialmente cuando lo combinas con L3–37, un nuevo androide interpretado por Phoebe Waller–Bridge. L3 es un tipo de androide completamente nuevo, uno que jamás habíamos visto en la franquicia. Es consciente de sí misma, auto construida, muy útil, directa e increíblemente divertida (tiene los mejores chistes de la película). No solo es un personaje ideal para combinar con Lando, sino que también cambiará la forma en la que los fanáticos piensan sobre los androides en todo Star Wars.

Advertisement
L3 y Lando son dos de los mejores personajes en Solo.

La persona responsable de lograr y reunir todo esto es el director Ron Howard. Mucho se ha dicho acerca de cómo Howard era un director que no podía fallar tras el despido de Phil Lord y Chris Miller, y ciertamente se nota al ver Solo. La película lo hace todo sin arriesgarse, raramente se trata de algo más de lo que vemos en pantalla. La narrativa no es del todo predecible, pero está estructurada para que sepas que se aproxima un giro de la trama. Sin embargo, al mantener todos estos aspectos relativamente básicos, Howard permite que los personajes dirijan la acción y la historia. Y cuando los personajes son tan buenos como los de esta película, todo funciona.

Advertisement

Técnicamente, las criaturas y los sets de rodaje en Solo son algunos de los mejores que hemos visto en Star Wars. Cada uno de los cuadros de imagen hace que quieras poner pausa a la película y detallarlo por completo, gracias al director de fotografía Bradford Young, que le da un aspecto visual único y casi suntuoso para distinguirlo del resto de la franquicia. Por otro lado, tenemos la banda sonora de John Powell que toma algunas decisiones nuevas, arriesgadas y emocionantes. La película también está llena de referencias de Star Wars para los fanáticos de la saga, algunas grandes y evidentes, otras más pequeñas y sutiles. En general, es un film que hará feliz a cualquiera que haya disfrutado de la saga.

El Halcón Milenario, cuando Lando era su propietario.
Advertisement

Pero incluso una película muy bonita, con gran sonido y mucha emoción no sería una película de Star Wars sino tiene algunas otras cosas: una gran acción, mucho drama y algunas sorpresas. Solo cumple con cada una de ellas. Las escenas de acción en Solo, especialmente el corredor de Kessel, son increíblemente emocionantes porque tienen consecuencias reales. La película deja claro por qué este momento en la vida de Han ayudó a convertirlo en la persona que será en el futuro.

Hay un momento en Solo en el que Han se sienta por primera vez en el Halcón Milenario y la nave salta a la velocidad de la luz. En un primer plano lateral vemos cómo su rostro se ilumina de júbilo. En ese momento Han no es Han, simplemente es un niño que vuela por primera vez en el espacio. Menciono este momento porque son estos los que hacen que Solo sea tan maravillosa.

Advertisement

Solo tiene fallos, pero palidecen en comparación con el resto. Quizás no será tu película de Star Wars favorita, ni tampoco cambiará lo que piensas de Star Wars, pero sí te recordará todo lo que amas de esta saga, y con un poco de suerte, te hará sonreír del mismo modo que lo hace Han la primera vez que salta al hiperespacio.

Solo: A Star Wars Story se estrena el 25 de mayo.

Share This Story